Embarazo semana a semana: semanas 11 y 12

Las últimas semanas del tercer mes de embarazo conllevan una serie de cambios tanto en el útero de la madre como en el feto, que puede alcanzar ya los seis centímetros de tamaño.

pruebas de embarazo

Las últimas semanas del primer trimestre del embarazo son muy importantes para el correcto desarrollo del feto. Los cambios en el físico de la mamá todavía no son especialmente evidentes, si bien comienzan a aparecer las primeras molestias en la zona pélvica. Calambres, distensiones musculares y sensación de cansancio son algunos de los problemas a los que debe enfrentarse la futura mamá.

  1. Cambios en la mamá
  2. Cambios en el feto

En la semana 11 del embarazo

Cambios en la mamá

La mamá, en la semana 11 de embarazo, no sufre grandes cambios con respecto a las semanas anteriores. Son mínimos, pero el útero va creciendo. No es palpable en estos momentos, pero como en anteriores semanas pueden surgir pequeñas molestias pélvicas inespecíficas. Muchas veces son calambres o distensiones musculares por el aumento de tamaño y el atrapamiento de ligamentos, no son preocupantes y suelen ceder con un analgésico.

Estamos casi al final del primer trimestre del embarazo y es probable que empiecen a disminuir las náuseas y los vómitos ya que en esta época disminuye la hormona del embarazo. La sensación de cansancio es persistente, y seguramente se acompañe de otra como de sueño durante todo el día.

¡GUÍA GRATUITA!: ¿En qué consiste una revisión ginecológica?

Cambios en el feto

Los cambios en el embrión ahora mismo son mayores que en la madre, pues el ritmo al que crece es frenético. Ahora mismo, por ecografía se puede medir y casi alcanza los 6 cm y puede llegar a pesar 8 g. Todavía es desproporcionado, de manera que la cabeza sigue siendo mayor que el resto del cuerpo. Poco a poco se va desarrollando y adquiriendo una forma menos plegada. La cabeza ya se separa del pecho y se diferencian el cuello y la barbilla.

Entre esta semana y la siguiente es cuando se debe realizar la primera ecografía de alta resolución en la que se valoran los aspectos que pueden hacer sospechar de una alteración cromosómica.

Ahora mismo, la placenta ya está colocada en una zona más concreta del útero. Hasta ahora se diferenciaba mucho, pero ya podemos decir con más exactitud su localización, importante sobre todo si hay que practicar una amniocentesis.

En la semana 12 del embarazo

Lo más importante en la semana 12 de embarazo es la realización de la ecografía del primer trimestre. Los datos que aporta esta ecografía son parte fundamental para el cribado combinado de alteraciones cromosómicas. Esta eco se debe realizar por personal entrenado y de forma minuciosa y sistemática para evitar olvidar ningún dato.

Suele ser la primera que se hace en la sanidad pública, en ella lo primero es confirmar la vitalidad fetal y el número de embriones. A continuación, se tomarán las medidas del feto: cabeza, abdomen y fémur para confirmar la edad gestacional. Lo siguiente es buscar los signos de alteraciones cromosómicas:

  • La primera es la medición del pliegue nucal o traslucencia nucal, que es un acúmulo de líquido fisiológico y transitorio en la parte posterior del cuello fetal. En caso de estar aumentada se relaciona con cromosomopatías, sobre todo con el Síndrome de Down o trisomía 21. Lo normal es que sea inferior a 3 mm.
  • Otro signo de alteración cromosómica es el ductus venoso, es una comunicación entre vena umbilical y el corazón fetal de forma que es un paso de sangre a gran velocidad, si esta velocidad u onda de flujo esta alterada también se relaciona con cromosomopatías. En el 80% de los fetos con Down se da esta patología.
  • Otro marcador es la ausencia de hueso nasal, también relacionado con la presencia de trisomía 21. La presencia de insuficiencia en la válvula tricúspide es otro de los signos de alteraciones en los cromosomas.

GUÍA GRATUITA: Consejos de alimentación durante el embarazo

Si en esta ecografía todos los datos son correctos y no se objetivan signos de cromosomopatías y la analítica de sangre también está dentro de lo normal, lo más probable es que el informe del screening combinado sea de bajo riesgo y no haga falta una técnica invasiva para más diagnóstico.

Isabel Gimenez

Árticulo de Isabel Gimenez Blasco

Psicoterapeuta en Teladoc Health

Médico especialista en Ginecología, Obstetricia y Reproducción Humana.

Más sobre Isabel >
Facebook Twitter

Comentarios