Tendinitis, la ayuda de la fisioterapia

Las tendinitis es una de las causas más comunes de consulta en clínicas de fisioterapia, los tendones del cuerpo sufren un desgaste mecánico debido a las actividades repetitivas de nuestra vida diaria provocando una inflamación y dolor en la zona.

Tendinitis

La tendinitis es una lesión que, si no se trata a tiempo, durante el proceso agudo tiende a cronificarse y puede llegar a causar problemas más severos. Las lesiones más comunes están asociadas a contextos laborales o deportivos que han propiciado la denominación de alguna de estas lesiones como el ‘’codo de tenista’’, por ejemplo.

¿Qué es una tendinitis y cómo se desarrolla?

La tendinitis es una lesión aguda que degenera el tendón debido a una pequeña rotura de las fibras que lo forman y que provoca, en consecuencia, una inflamación en la zona como respuesta fisiológica para reparar el tejido dañado. Comúnmente las tendinopatías se han denominado siempre como tendinitis, pero este término sólo hace referencia al proceso agudo, pues cuando han pasado ya más de dos semanas ésta pasa a ser una lesión subaguda y crónica cuando supera las seis semanas (tendinosis). En consulta, muchas veces ya nos encontramos con tendinopatías en estas dos ultimas fases de evolución.

Los mecanismos lesivos de las tendinopatías suelen ser movimientos articulares repetitivos con carga como, por ejemplo, los que se realizan durante las tareas domésticas o en trabajos en cadenas de montaje. También pueden aparecer por microtraumatismos, provocados por el impacto de correr o saltar sobre un terreno duro como ocurre en las tendinitis de rodilla.

Plan de ejercicio gratuito (en PDF). ¡Click aquí para descargarlo!

Formas de aparición más comunes:

  • Codos: Epicondilitis (Codo de tenista o golfista).
  • Rodilla: Tendón rotuliano o cuadricipital.
  • Hombro: Manguito de los rotadores.
  • Muñecas: Flexores o extensores del carpo.
  • Tobillo: Tendón de Aquiles.
  • Cadera: Flexores de cadera.

Síntomas

  • Dolor en reposo.
  • Dolor durante la contracción y estiramiento.
  • Hematoma
  • Pérdida de fuerza.
  • Incapacidad para realizar una actividad o acción.

¿Por qué los tendones son tan susceptibles a inflamarse?

La composición de los tendones es de colágeno, elastina y casi un 70% de agua. Existe poca vascularización, por lo que la reparación tisular de las estructuras fibrosas del tendón es más difícil. Cuando aparece una lesión de este tipo las fibras se rompen y la vascularización se ve alterada. Y como es una zona donde llega poca sangre, existe una inflamación, pero al haber pocos capilares el tejido tiene dificultades para que pueda regenerarse de forma óptima. Esto provoca al mismo tiempo que el tendón vaya perdiendo agua y elasticidad haciéndolo menos resistente.

¡Guía gratuita! Consejos para planificar tu semana con entrenamientos diarios

¿Qué puedo hacer para evitar tendinopatías?

  • Estiramientos de la musculatura periférica. Mantener la musculatura flexible y libre de contracturas ayudará a prevenir sobrecargas en los tendones.
  • Realizar trabajo de ejercicios en excéntrico (ejercicios con muchos beneficios a la hora de mejorar la fuerza y la movilidad, y en la prevención y recuperación de lesiones) para darle un estímulo correcto a las fibras del tendón y evitar que se sobrecargue.
  • Aplicación de hielo si existen molestias locales después de realizar un esfuerzo.
  • Correcta alimentación. La alimentación tiene un papel importante en el mantenimiento de los tejidos y regeneración tisular. Consulta con un nutricionista.
  • Evitar ingesta de alcohol y tabaquismo. Favorecen la atrofia de los tendones.

¿Qué va a hacer un fisioterapeuta con mi tendinitis cuando acuda a su consulta?

Después de una exploración adecuada y la confirmación de una lesión tendinosa aguda, se planteará un tratamiento que se basará en las siguientes técnicas. (No olvidemos que el tratamiento siempre es individualizado y se adaptará al perfil del paciente que nos visite a la consulta). 

  • Tratar la musculatura periférica, por ejemplo, para una tendinitis del tendón rotuliano se tratarán los cuádriceps y aductores, estos pueden tener un exceso de tensión que se esté transmitiendo al tendón de forma dolorosa.
  • Electroterapia analgésica (TENS) y Ultrasonido, ya que ayudan a disminuir la inflamación y el dolor y estimulan la regeneración tisular.
  • Movilizar el tendón en cuanto la lesión lo permita con técnicas manuales y ejercicios asistidos.
  • Ejercicio terapéutico. Se realiza en la última fase de recuperación para activar y fortalecer la musculatura de la extremidad afecta y realizar un trabajo en excéntrico para darle el estímulo al tendón para que sus fibras se regeneren en la dirección correcta.

Es muy importante que cuando la tendinitis esté presente no dudes en acudir al fisioterapeuta, pues es el profesional que podrá ayudarte mediante diferentes técnicas a que la lesión no se cronifique.

Yasmina Santiago – Especialista en Fisioterapia - Fisioterapeuta colaboradora en Advance Medical

Comentarios