Volver al trabajo tras la baja por maternidad

Algunas mujeres sienten culpa por tener que volver al trabajo después de la baja por maternidad, y otras, sin embargo, asumen la vuelta con ganas e ilusión.

baja por maternidad

Hay mujeres que no quieren volver al trabajo tras la baja por maternidad y sufren mucho tan sólo con pensarlo, y las hay que están en paro y serían felices teniendo un empleo al que incorporarse. Sea como fuere, el retorno al trabajo tras la baja por maternidad es un momento difícil para la madre porque representa un cambio en las rutinas. Dejará de ser la única persona que alimenta al bebé, pasará menos tiempo con él y el cuidado recaerá en manos de otras personas. No obstante, las mujeres necesitan recuperar la vida que tenían antes del parto, sobre todo si con lo que hacían se sentían motivadas, satisfechas y autorrealizadas. Por ello, queremos daros unos consejos para volver al trabajo tras la baja por maternidad minimizando la pequeña crisis que este cambio supone para la familia.

La salud emocional del autónomo es un punto importante dado que es un colectivo que se siente desprotegido, con un ritmo de vida acelerado, con síntomas de estrés y ansiedad, insomnio y problemas para desconectar y conciliar su vida personal-familiar.

Saber más >

10 consejos para volver a trabajar tras la baja por maternidad

  1. Evita contagiar tus emociones: al separarte de tu pequeño por primera vez tras muchas semanas de baja por maternidad, es posible que te abrumen una multitud de emociones como la rabia, la culpa, la tristeza, los celos, el miedo, la rivalidad, etc., que debes de intentar no transmitir. Los niños lo captan todo, y a pesar de que verbalmente expreses lo contrario, por ejemplo, alegría e ilusión porque vaya a la guardería, si emocionalmente sientes angustia por separarte, ten por seguro que lo notará y reaccionará llorando o con una pataleta, lo cual hará que tu vuelta al trabajo todavía sea más complicada. El niño necesita sentir que su madre está bien, y si capta malestar con la separación, no querrá separase jamás.
  2. Organízate: una de las claves para volver a la vida laboral tras la baja por maternidad es poner en tu vida un poco de orden y organización. Para ello, aprovecha tu baja por maternidad y organiza quién se va a encargar del cuidado de tu hijo tras tu vuelta al trabajo, matricúlale en la guardería a la que lo quieres llevar o elige lo que te vas a poner la noche antes de ir a trabajar. Llevas bastante tiempo sin ponerte el “look de trabajo” y no querrás ir con prisas y nervios el primer día.
  3. Revisa tus creencias: ¿es mejor madre aquella que se pone mal cuando se separa de su hijo?, ¿está desnaturalizada la que siente alivio cundo lo deja en la guardería? Si la respuesta es “sí”, conviene que revises tus creencias porque, además de ser erróneas, pueden limitar tu bienestar, el de tu hijo y hacer de tu vuelta al trabajo un infierno.
  4. Calidad y no cantidad: independientemente del número de horas que paséis juntos, la relación que tienes con tu hijo es única, especial e incomparable con cualquier otro vínculo que pueda tener con otras personas. No te obsesiones con pasar el máximo de horas con él y disfruta de tiempo de calidad a tu salida del trabajo.
  5. Acepta tus emociones: evita que te afecten los discursos simplistas e idealistas sobre la maternidad. Criar a los hijos, aunque es gratificante, supone mucho esfuerzo, preocupación y renuncia. Date permiso para sentir saturación, tristeza, rabia, culpa, etc., de vez en cuando. Cuanto más aceptes tus emociones, más fácil te resultará manejar ciertas situaciones como volver al trabajo.
  6. Reconoce tu montaña rusa emocional: es posible que, con la vuelta al trabajo, todo te afecte más, te sientas más sensible e incluso te molesten cosas que antes no lo hacían. Y es que todavía no controlas por completo tu estado emocional porque las hormonas tienen aún demasiada fuerza y poder sobre ti. Respeta todas tus emociones y evitarás situaciones tensas, desagradables o conflictivas que te pueden obstaculizar tu reincorporación laboral.
  7. Aprende a delegar: volver al trabajo, tras una baja por maternidad, esperando desarrollar todos los aspectos de tu vida con el mismo nivel de perfeccionismo que antes de ser madre es una fantasía que te puede llevar a la frustración y a no desear continuar con tu faceta profesional. Paciencia, que los niños a medida que crecen también son más independientes y tú podrás volver a estar al 100%. Si todavía en tu mente aparece el pensamiento “nadie hace las cosas como yo” es momento de empezar a cuestionarlo.
  8. Lucha contra los celos y la rivalidad: aceptar que el bebé estará bien y que otros pueden cuidarlo es totalmente necesario para que vuelvas al trabajo con tranquilidad y seguridad. Confía en las figuras que has elegido para esta tarea tan importante.
  9. Decora tu puesto: muchas madres optan por poner fotos de sus bebés en la mesa de la oficina para sentirse más cerca de sus hijos en todo momento. Si está permitido en tu lugar de trabajo, hazlo, o de una forma discreta, pues notarlo cerca puede hacerte la jornada laboral más agradable.
  10. Saca tiempo para ti: posiblemente si piensas en días, con sus 24 horas, difícilmente encontrarás un hueco para que puedas dedicarlo a ti, pero ¿y si pensamos en plan semanal? La semana tienen 168 horas, ¿tan terribles o imposible es sacar dos o tres horas para hacer deporte, tu afición, quedar con amigos o simplemente sentarte y quedarte con el cerebro en pausa un rato? El autocuidado nos protege del estrés, de la ansiedad, de la depresión y nos sube la autoestima. Aspectos necesarios para enfrentar la vuelta al trabajo tras la baja por maternidad.

Lactancia materna

Comentarios


También te puede gustar...

Actividades para niños en verano
Vida social post covid
Vida social tras el confinamiento
ritmos circadianos
La importancia de los ritmos circadianos