Escalada: ¿Cómo iniciarse en el montañismo?

Descubre cómo realizar escalada de forma segura. Aprende los beneficios que tiene para tu organismo escalar en interior o exterior.

Miniatura

La escalada es un deporte que cada día está más de moda. La sensación de adrenalina que produce no la sientes cuando practicas ejercicios abdominales con bosu o running. Por ello, se ponen a escalar ya sea en rocódromos o montañas.

  1. ¿Qué es la adrenalina de la escalada?
  2. ¿Cómo afecta la adrenalina al organismo?
  3. ¿Dónde practicarla?
  4. ¿Quién puede practicarla?

¿Qué es la adrenalina de la escalada?

Cualquier reto, sea cual sea, va a suponer un esfuerzo por parte de quien se lo plantea. En muchas ocasiones, ese reto tiene un componente físico y un componente mental y por tanto acabo siendo un “doble reto”. En este caso, el organismo será quien lo ponga en práctica, realizará una serie de adaptaciones para conseguirlo, y una de ellas será generar hormonas, como la adrenalina, que se segrega en situaciones “límite” o “extremas” y algunos retos deportivos tienen, sin duda, este componente.

¿Cómo afecta al organismo?

Detrás de un “subidón de adrenalina” hay un incremento del ritmo cardíaco y de la respiración, pero también una sensación de bienestar. Y esta es la sensación que muchos buscan obtener cuando se decantan por la escalada, un deporte bastante minoritario, pero con muchos “adeptos” alrededor del mundo.

Quien escala difícilmente lo cambia por otra disciplina, en general lo que ocurre es que lo complementa, pero no lo deja ya que la superación es parte de esta práctica.

¿Dónde practicar escalada?

Antaño era difícil, por no decir imposible, encontrar espacios “indoor” para escalar que estuvieran al alcance de los menos avezados o de los que nunca habían tocado con sus manos una roca. Hoy en día, los rocódromos como Dock 39 o Boulder han acercado a los más urbanitas o a los más perezosos, los beneficios, placeres y dificultades de la técnica. En estos espacios se puede iniciar, lo que puede acabar como una “larga relación” entre el escalador y las paredes por las que irá superándose día a día.

La diversión está asegurada pero también el esfuerzo físico y mental. Físicamente es una modalidad exigente ya que no sólo requiere de un trabajo de fuerza de extremidades superiores e inferiores y tronco, sino que debe existir coordinación y equilibrio. Además, habrá que añadir destreza y concentración para conseguir llegar a completar el objetivo.

Cuando se sale de la práctica “indoor” de la escalada o si nunca se ha llegado a ella y la montaña o las rocas reales son el reto, a las ya comentadas exigencias se añaden las características propias de la práctica al aire libre. La seguridad siempre irá por delante, y tener en cuenta la superficie por la que se escalará, la meteorología o el nivel del grupo con el que se empieza la aventura, es esencial para evitar problemas. La escalada es una de las actividades de montaña más complejas.

Este deporte requiere conocimientos de diferentes tipos de materiales y equipamiento, que serán necesarios para disfrutarlo al máximo, pero siempre con garantías. Pedir consejo a los expertos en tiendas como Barrabés es una recomendación que no hay que obviar, y de esta manera, poco a poco, mejorar hasta llegar a obtener todos los beneficios que aporta su práctica.

¿Quién puede practicar escalada?

Como ya hemos visto, la escalada es un deporte muy sano. Esto hace que nos preguntemos si lo puede realizar cualquier persona. Desde el primer momento, debemos ser conscientes de que la escalada se puede adaptar a cada persona. Hay rocódromos y montañas de muy diversa índole que se adaptarán a cada persona.

Ni la edad ni la condición física son impedimentos para realizar escalada. El espíritu de superación de cada persona es la clave para lograr alcanzar cada vez una pared más complicada. 

Dra. Eva Ferrer – Especialista en Medicina del Deporte – Médico consultor de Advance Medical