¿Quieres saber qué es la proteína whey y para qué puede utilizarse? En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber al respecto. 

¿Qué es la protéina whey?

La proteína whey es el suplemento proteico que se obtiene a partir del aislamiento del suero de la leche. La proteína whey es la parte líquida que se obtiene durante la coagulación de la leche en el proceso de la fabricación de algunos lácteos. Por ejemplo, del queso. 

Se trata de una proteína de alto valor biológico. Es decir, un tipo de proteína que cuenta con un elevado nivel de absorción y síntesis por parte del organismo. Hay que tener en cuenta que el valor biológico de la proteína varía de un alimento a otro, por lo que no todos son iguales a la hora de obtener un aporte considerable de proteínas. No obstante, en el caso de la proteína whey, estamos hablando de una proteína con un valor biológico muy elevado. 

De hecho, la proteína whey aporta gran cantidad de aminoácidos esenciales y tiene un contenido muy alto de aminoácidos ramificados, también denominados BCAAs (Branched Chain Aminoacids). Estos últimos son muy fáciles de asimilar por el organismo, lo que contribuye a que cumplan su función de forma muy efectiva.

Deporte

Equipo médico DKV

Miniatura

Cualquier adulto, tanto hombres como mujeres, desean mejorar su actividad sexual. Los alimentos afrodisiacos pueden ser una manera natural de revivir la llama de la pasión.

Leer más

¿Para qué se usa la proteína whey?

Ahora que ya sabemos qué es la proteína whey, cabe preguntarse por su utilidad. Este tipo de proteína suele consumirse como complemento nutricional en aquellas dietas que demandan un alto consumo de proteínas, especialmente las dietas enfocadas a deportistas. 

Entre sus principales beneficios cabe mencionar los siguientes: 

  • Aportar energía al músculo cuando se realiza ejercicio intenso. 
  • Se puede utilizar como recuperador muscular, ya que facilita la síntesis proteica y logra detener la fase catabólica (destrucción muscular). 
  • Mejora el sistema inmune. Gracias al aporte de BCAAs (en concreto a la cisteína), se logra estimular el aumento de glutamina en sangre, lo que a su vez estimula el sistema inmunológico y la función antioxidante que protege al organismo de los radicales libres.
Guía gratuita
Estiramientos en casa
Ponte en forma desde casa

Planning de entrenamiento para hacer ejercicio desde casa con poco equipamiento y tiempo. Te explicamos el paso a paso de los principales ejercicios para fortalecer todo tu cuerpo

Tipos de proteína whey en función de su concentración

Además de entender qué es la proteína whey y qué usos tiene, también es importante saber que no todas son iguales. De hecho, podemos encontrar diferentes tipos de proteína whey en función del nivel de su concentración proteica.

  • Aisladas: Este tipo de proteína whey es la variedad más pura, ya que se produce eliminando la lactosa y la grasa, lo que permite obtener un concentrado de proteína con un porcentaje aproximado del 90% de proteína pura. 
  • Concentradas: Este tipo de proteína whey conserva la lactosa y una parte de la grasa de la leche. De este modo, el porcentaje de proteína es menor. Aproximadamente el 75%. 
  • Hidrolizadas: Por último, este tipo de proteína whey se caracteriza por presentarse predigerida. De esta forma, su digestión es mucho más fácil, lo que hace que se asimile a mayor velocidad. 

Cómo consumir proteína whey

La proteína whey se consume en forma de suplemento. En este sentido, es indispensable recurrir a marcas certificadas que garanticen una buena calidad del producto, ya que también es importante recordar que, según el proceso de elaboración, las proteínas pueden desnaturalizarse y perder capacidad de ser absorbidas. 

La forma más habitual de consumir proteína whey es en forma de batidos, ya sean listos para tomar o preparados en polvo que deben reconstruirse (generalmente añadiendo algún tipo de líquido como puede ser agua, leche, bebidas vegetales, zumo de frutas, etc.).

Beneficios del consumo de proteína whey

Diversos estudios muestran ciertos beneficios tras el consumo de la proteína, especialmente en lo relativo al rendimiento deportivo. Sin embargo, cabe recordar que tomar este suplemento sin realizar un entrenamiento adecuado no sirve de mucho. Sobre todo en lo referente al aumento de la masa muscular, donde el ejercicio es la actividad principal que favorece su desarrollo. 

De hecho, hay que tener en cuenta que un exceso de proteína puede llegar a sobrecargar las funciones de órganos como el hígado y los riñones, ya que la proteína excedente se elimina del organismo. En este sentido, los estudios muestran que dosis mayores a 2 g de proteína por cada kilo de peso al día no ayuda a mejorar los resultados en comparación con dosis menores. Por ello, salvo casos excepcionales, se recomienda que el consumo no supere esta cantidad de 2 g de proteína por cada kilo de peso. 

Guía gratuita
Alimentación equilibrada
¿Qué incluir en una dieta sana y equilibrada?

En esta guía encontrarás recomendaciones científicas sobre la alimentación y la prevención de enfermedades, consejos para cuidar las comidas sociales, para una alimentación más sostenible y opciones de comidas con poco tiempo.

¿Cuándo se recomienda tomar suplementos proteicos?

Más allá de la proteína whey, se recomienda que cualquier suplemento alimenticio, especialmente los suplementos proteicos, sean consumidos siempre bajo la supervisión de un médico o un nutricionista deportivo. Hay que tener en cuenta que este tipo de producto actúa siempre como un suplemento, y nunca como un sustituto de una dieta equilibrada y adecuada a la actividad física de cada persona. 

Además, si se realiza actividad física de alta intensidad y se consumen suplementos proteicos, es muy recomendable que se realicen analíticas de sangre de manera periódica o, al menos, con la frecuencia que estime oportuna el médico o nutricionista encargado de controlar la evolución del deportista.