Análisis de sangre, ¿sabes interpretarlo?.

Una de las visitas al médico más generalizadas es la de acudir a realizarse un análisis de sangre. De esta prueba conocemos que se realiza en muy poco tiempo y que se utiliza una jeringuilla para extraer la sangre. ¿Sabes cómo se analiza después?

Analítica de sangre

Una vez realizado el análisis de sangre, comienza nuestra ignorancia de lo que sucede con nuestra  muestra de sangre tras ser depositada en el correspondiente recipiente.

Cómo se realiza un análisis de sangre

Para la extracción de la sangre, que suele realizarla un enfermero o enfermera en un hospital o centro de salud, existen tres opciones, hacerlo desde una vena, que lleva sangre al corazón, desde una arteria, que lleva la sangre desde el corazón y por último, en caso de que solo sean necesarias unas pocas gotas, hacerlo mediante una pequeña punción en un dedo.

El método elegido en la mayoría de los casos es la extracción desde una vena y principalmente desde una de las venas situadas en la cara interna del brazo, concretamente en la zona interior del codo.

El paciente se tumba o se sienta y en pocos minutos termina la prueba y la única señal de que ha sido realizada es el algodón que se coloca sobre la zona en la que se ha realizado la extracción que se debe apretar por unos minutos.

En la mayoría de los casos se debe acudir en ayunas a realizarse la analítica de sangre.

Cómo se analiza la muestra de sangre

Para asegurarse de la fiabilidad de los análisis de sangre es de suma importancia que las muestras se etiqueten correctamente para su traslado al laboratorio. Las etiquetas contienen un código de barras que sirve para enlazar la muestra con la historia clínica del paciente.

Una vez que los recipientes que contienen la sangre llegan al laboratorio, el personal clasificará las muestras dependiendo de los valores que el facultativo haya solicitado. A partir de aquí, comienza el proceso de análisis.

La sangre se compone de dos elementos que son el plasma, la parte líquida, y los hematíes (glóbulos rojos) y los leucocitos (glóbulos blancos), las células. Una vez extraída, y debido a que tanto las células como las proteínas, se hacen sólidas, queda una parte líquida que se conoce como suero y que es la utilizada a analizar.

Con la sangre también podemos realizar cultivos para observar si crecen microorganismos que pueden derivar en enfermedades infecciosas y poder estudiar  su comportamiento y la resistencia a antibióticos.

Una vez que ha terminado esta fase, los resultados obtenidos en este primer análisis son examinados por un médico que sacará las conclusiones finales que se entregarán al paciente.

Interpretar análisis de sangre

Los valores que aparecen en una muestra de sangre difieren dependiendo de mucho parámetros del individuo, ya sea la edad, genero, estado de salud, enfermedades, por lo que no se pueden considerar valores estándar para todo el mundo.

A continuación te mostramos los datos que generalmente aparecen en una analítica común y los valores que se entienden dentro de la normalidad.

  • Hematíes. Células de la sangre que transportan el oxígeno desde los pulmones a todos los tejidos vivos y ayudan a eliminar el dióxido de carbono del organismo. Los valores normales son 4.5 – 5.9 millones/mm3 en varones y 4 – 5.2 millones/mm3 en mujeres.
  • Hemoglobina. Proteína de los glóbulos rojos. 13.5 – 17.5 g/dl en hombres y 12 – 16 g/dl en mujeres.
  • Hematocrito. Volumen de glóbulos en sangre y los parámetros normales se mueven entre el 41 – 53% en hombres y el 36 – 46% en mujeres.
  • Volumen Corpuscular medio VCM. Permite diagnosticar si padecemos anemia. Es la media del volumen de los glóbulos rojos. Lo normal es 88 – 100 fl.
  • Hemoglobina corpuscular media HCM. Mide la concentración de hemoglobina en un glóbulo rojo. Tiene que encontrase entre 27 y 33 pc.
  • Linfocitos. Tipo de glóbulo blanco que puede distinguir entre lo que son elementos propios del cuerpo humano y aquellos que son extraños de los que nos protege contra las infecciones. Valores de referencia 1300 – 4000/mL
  • Eosinófilos. Glóbulos blancos que se encargan de luchar contra infecciones parasitarias, bacterianas y virales, Los valores normales son 50 – 500/mL
  • Neutrófilos. Tipo más común de glóbulos blancos. Valores entre 2000 y 7500/mL
  • Plaquetas. Elemento que mide la capacidad para coagular la sangre de manera correcta. Sus valores normales son 150000 – 400000/mm3
  • Velocidad de sedimentación VSG. Esta prueba detecta la inflamación asociada a enfermedades e infecciones. Valores normales, 0 – 10 mm/h en los hombres y 0 – 20mm/h en las mujeres.
  • Glucosa. Carbohidrato o glúcido que tiene como función trasformar el azúcar de los alimentos y transformarlo en energía. Los valores son de 70 – 110 mg/dl.
  • Urea. Es el resultado de la degradación de las proteínas que se hace a través del hígado. Se filtra por los riñones y se elimina con la orina. Valores normales, 0.6 – 1.5 mg/dl.
  • Ácido úrico. Sustancia creada por nuestro organismo tras la degradación de los compuestos de la sangre. Valores normales, 2 – 7mg/dl.
  • Creatinina. Es un producto de deshecho del metabolismo de los músculos que son filtrados por los riñones. Valores normales, 70 – 110 ml/min.
  • Colesterol. Grasa que tenemos en el cuerpo. Sus valores normales deben estar entre 120 y 200 mg/dl. Se diferencia entre el HDL (42-90mg/dl), el colesterol bueno, y el LDL (0-160mg/dl), el colesterol malo.
  • Triglicéridos. Otro tipo de grasa. Valores normales, 30 – 280 mg/dl en hombres y 30 – 220 mg/dl en mujeres.
  • Transaminasas. Enzimas que se encuentran en el interior de las células.
  • Fosfatasa alcalina. Proteína presente en todos los tejidos corporales. Valores entre 89 y las280 unidades/litro.
  • Bilirrubina. Pigmento amarillo que está en la sangre y las heces que se produce por el envejecimiento de los glóbulos rojos. Valor normal, de 0.2 a 1mg/dl.

La presencia anómala de cualquiera de los elementos no significa que exista una enfermedad o infección latente. Estos datos deben ser valorados por el médico que solicitó la analítica de sangre ya que las citadas anomalías podrían provenir de interacciones con fármacos o con alteraciones en el estilo de vida del paciente.

  

Equipo medico DKV

Artículo revisado por Equipo médico DKV

Director médico de e-Salud y Comunicación

Los artículos elaborados por DKV Seguros han sido contrastados y aprobados por profesionales médicos de la compañía. Dr. Ferran L. Tognetta, Director médico de e-Salud y Comunicación, es el encargado de revisar la información médica que se publica en el blog Quiero Cuidarme DKV.

Más sobre Ferran Tognetta >

LinkedinTwitter

Comentarios