Tu cuerpo es único: cuídalo, valóralo y quiérelo

Debemos aprender a valorar y cuidar nuestro cuerpo, sin compararlo con estereotipos, simplemente queriéndolo tal y como es y cuidándolo como se merece.

Miniatura

Por más que en la sociedad se mande el mensaje de que hay un cuerpo ideal, lo cierto es que cada cual tiene su cuerpo: único e irrepetible, y debemos aprender a valorarlo y cuidarlo, en lugar de intentar cambiarlo por otro.

Conseguir porcentajes de grasa ideales o musculaturas esculpidas requiere de mucha dedicación y esfuerzo, pero tener un cuerpo saludable es mucho más simple, no se trata de medidas u horas interminables en el gimnasio. Una alimentación equilibrada, buen descanso y ejercicio físico diario son los tres pilares básicos para cuidar tu cuerpo y hacerlo más saludable.

Vale la pena pararse a reflexionar sobre lo importante que es cuidar y valorar nuestro cuerpo, ya que va a estar con nosotros muchos años y merece la pena cuidarlo y mimarlo para que esté en plenas condiciones el mayor tiempo posible. Tienes que querer tu cuerpo.

Valora tu cuerpo sin compararlo con estereotipos. Aprende a quererte tal y como eres.

Consejos para valorar y querer tu cuerpo

  • Manda mensajes positivos sobre tu cuerpo: en lugar de resaltar los pequeños defectos, hay que fijarse en los aspectos positivos que tiene nuestro cuerpo. El refuerzo positivo motiva a seguir valorando y cuidando nuestro cuerpo.
  • No te compares con nadie: no elijas un modelo de alguien famosa/a con quien comparar tu cuerpo. Cada cuerpo tiene sus características propias y es difícil poder comparar uno con otro.
  • No mires tu cuerpo, siéntelo: la salud de un cuerpo más que verla se siente. Céntrate en sentirte bien física y mentalmente. En cuanto a valorar el estado de nuestro cuerpo se refiere, mejor evitar el sentido de la vista. Obsesionarse con mirarse en el espejo no es buena idea.
  • Haz una lista con las cosas que te gustan de tu cuerpo: así te darás cuenta de que no solo hay cosas negativas. Y con los aspectos negativos también se puede hacer una lista, con hábitos o acciones que podemos hacer para modificarlos.

Siempre debemos de valorar nuestro cuerpo y quererlo, tenga la forma o el tamaño que sea. Y la mejor forma de hacerlo es cuidándolo a diario con hábitos saludables.