Ojo rojo

El enrojecimiento de ojos u ojo rojo es uno de los motivos de consulta más habituales en las urgencias de oftalmología.

ojo rojo

La mayoría de las veces el ojo rojo responde a causas banales, como una mera irritación de la esclerótica por agentes externos. No obstante, en algunos casos puede ser debido a patologías que requieren tratamiento específico o bien a situaciones graves, como un aumento de la presión intraocular.

El enrojecimiento de los ojos, ya sea unilateral o bilateral, casi siempre se debe a que los vasos sanguíneos que recorren la esclerótica, una de las capas más externas del ojo, blanca y resistente, que da forma al globo ocular y está recubierta en parte por la conjuntiva, se dilatan y por lo tanto se hacen visibles, con el aparente enrojecimiento del ojo.

¿A qué se debe tener el ojo rojo?

  • La irritación ocular por irritantes externos como pólenes, humos, partículas en suspensión o bien por sequedad ocular al no parpadear, como cuando se mira mucho tiempo una pantalla sin descanso ocular, puede hacer que los ojos se enrojezcan y sintamos picazón en ellos.
  • La conjuntivitis o inflamación de la conjuntiva es una de las causas más habituales de tener un ojo rojo. La conjuntiva es una capa transparente que recubre el ojo y la cara interna de los párpados y que se puede inflamar y, por consiguiente, enrojecer, por diferentes causas, como irritantes externos, infecciones víricas o bacterianas o reacciones alérgicas.
  • El mal uso de las lentes de contacto, como llevarlas muchas horas, hacer una higiene insuficiente o bañarse con las lentillas puestas. De hecho, las infecciones causadas por la presencia de bacterias en las lentillas pueden ser graves y causar una úlcera corneal.
  • La úlcera corneal es una herida en la córnea, la parte frontal y transparente del ojo que recubre el iris y la pupila, bien por un traumatismo, bien por infecciones severas tanto de origen vírico como bacteriano. Puede ser dolorosa, a diferencia de la conjuntivitis, que causa picor o sensación de molestia, pero no dolor.
  • El glaucoma consiste en una elevación de la presión intraocular. En general es asintomático hasta fases avanzadas, pero en un tipo de glaucoma, llamado de ángulo estrecho, hay una dificultad en el drenaje del líquido intraocular y aumenta la presión, lo cual causa dolor y enrojecimiento del ojo.
  • La endoftalmitis es una infección bacteriana grave de todo el globo ocular que compromete la viabilidad del ojo y requiere tratamiento urgente. El ojo se pone rojo y es doloroso. La infección puede ser a causa de una herida externa o por una infección en otro foco que se disemina por la sangre hasta el ojo.

¿Cómo afectan las pantallas a nuestra vista? [GUÍA CON TABLAS GRATUITA]

Cómo se trata el ojo rojo

La mayoría de los casos de ojo rojo, como la conjuntivitis o la irritación, requieren solo tratamiento con hidratación del ojo mediante suero y en ocasiones, en función de la causa, se puede precisar un colirio con antihistamínico, antiinflamatorio, antibiótico o una combinación de varios. Esto lo puede pautar el mismo médico de familia y no es preciso acudir a las urgencias oftalmológicas.

En estos casos leves el ojo rojo puede molestar y picar, pero no tiene que doler. Si duele puede ser una causa más grave de ojo rojo, como una úlcera o un glaucoma, que requerirá una visita urgente en oftalmología.

David Cañadas

Artículo de David Cañadas Bustos

Licenciado en medicina

Medicina general – Médico consultor de Advance Medical (Teladoc Health).

Más sobre David >

Linkedin

Comentarios


También te puede gustar...

Ecografía vaginal
Ecografía vaginal
El lenguaje de la depresión
El lenguaje de la depresión
Descanso en el entrenamiento
Descanso en el entrenamiento