Anticonceptivos durante la lactancia

Descubre todo lo que debes saber sobre el uso de anticonceptivos durante la lactancia. Te damos varias opciones que puedes utilizar.

Miniatura

Hay muchos métodos anticonceptivos compatibles con el hecho de dar de mamar. Precisamente la lactancia materna es el método anticonceptivo más antiguo conocido. Aunque, a pesar de reducir las probabilidades, no es efectivo.

  1. Métodos hormonales
  2. Métodos barrera
  3. Métodos definitivos

MELA es el método de la lactancia y la amenorrea. Esto se debe a los altos niveles de la hormona prolactina, que impide que haya un ciclo ovulatorio. El efecto se mantiene mientras la lactancia sea a demanda y continua, y la mujer no tenga el periodo. Si se cumplen estas condiciones, la posibilidad de embarazo es cero durante las primeras doce semanas tras el parto, y de entre el 1-2% durante los siguientes tres meses de vida del bebé. Pasados los primeros seis meses desde el parto la seguridad anticonceptiva de la lactancia va disminuyendo.

Métodos hormonales

Los métodos hormonales son compatibles con la lactancia, como la inyección trimestral, que se administra cada 12 semanas y contiene únicamente progesterona. 
Los anticonceptivos orales también pero los preparados con gestágenos únicamente (también se conoce como minipíldora). Es un método muy eficaz, pero hay que tomarla siempre a la misma hora y no hay descanso. La desventaja es que algunas mujeres tienen un pequeño sangrado de forma continua (conocido como “spotting”). Las pastillas anticonceptivas hormonales combinadas que contienen estrógenos bajan la producción de leche de modo desigual según las mujeres, por eso no se recomiendan. 

Otro método hormonal son los implantes subdérmicos que liberan hormonas de forma prolongada, también sólo progesterona, tienen el tamaño de una horquilla del pelo y se insertan en la parte interior del brazo superior. Necesitan ser cambiados cada 3-5 años. 

También se puede utilizar la pastilla del día después pero exclusivamente en caso de emergencia, ya que no es un método anticonceptivo como tal, y sólo funciona en casos de urgencia. Se trata de una dosis elevada de gestágenos. 

Otro método anticonceptivo hormonal es el DIU de liberación hormonal (Mirena), que libera una hormona llamada levonorgestrel, forma sintética de la progesterona. También tiene que ser insertado seis semanas después del parto. Su ventaja sobre el DIU de cobre es que los períodos son más ligeros o incluso ausentes pasados un tiempo.

Métodos barrera

Estos son igualmente útiles en el periodo de lactancia. Tanto los preservativos femenino y masculino como el diafragma, aunque este último se usa poco en nuestro país. El dispositivo intrauterino (DIU) de cobre también pero hay que esperar seis semanas después del parto para que sea insertado. Su principal ventaja es la de ser de larga duración y reversible. Sin embargo, algunas mujeres experimentan dolor en la menstruación y pueden sangrar más.

Métodos definitivos

Otros métodos son los métodos definitivos como la vasectomía y la ligadura de trompas. La ligadura de trompas requiere ingreso hospitalario, anestesia general y se realiza por laparoscopia, mientras que la vasectomía se hace con anestesia local y no requiere ingreso, aunque su efecto no es inmediato. Al ser métodos inicialmente definitivos conviene tomar la decisión de forma no precipitada y con seguridad.

Dra. Isabel Giménez Blasco - Especialista en Ginecología y Obstetricia - Médico colaborador Advance Medical 


La lactancia materna es un tema de capital importancia a la hora de criar a un bebé. En nuestro blog, ofrecemos información para resolver todas las dudas: