Pistachos, ¿el mejor fruto seco?

Hoy es el día Mundial de los pistachos. Como todo fruto seco, tiene muchos beneficios para la salud. En este artículo te enseñamos cuales son y te invitamos a que los incluyas en tu dieta, sea cual sea.

Beneficios de los pistachos

Si hay un fruto seco diferente al resto, ese es el pistacho. Su color, el verde pistacho, lo hace especial y cuando lo has probado te das cuenta de que su sabor difiere del resto de los frutos secos. Este fruto seco crece en pequeños árboles, conocidos como pistacheros y que son originarios de la región de oriente medio, desde Grecia hasta Pakistán y Afganistán, siendo Irán el principal productor de pistachos del mundo.

Beneficios de los pistachos

Aprovechando que hoy día 26 de febrero, es el Día Mundial del Pistacho te enseñamos todos los beneficios y propiedades saludables que tiene este fruto seco.

Los pistachos son enormemente nutritivos, la ingesta de aproximadamente 30 gr contienen unas 156 calorías, 8 gr de hidratos, 3 de fibra, 6 de proteínas, 12 de grasas de las cuales el 90% son grasas saludables, sin olvidarnos del potasio, fósforo, vitamina B6, cobre y manganeso entre otros elementos.

Además son un alimento rico en antioxidantes, en los frutos secos, solo las nueces tienen un mayor contenido en antioxidantes que previenen el daño celular y reducen el riesgo de que aparezcan  enfermedades como el cáncer.

Entre los antioxidantes que aporta el consumo de pistachos destacan la luteína y zeaxantina, ambos antioxidantes importantes para cuidar nuestra salud ocular, protegiendo de la luz azul y de la degeneración macular asociada a la edad.

En una época en la que cada vez más la sociedad se preocupa del contenido de azúcar de los alimentos, los pistachos ayudan a controlar la presencia de este elemento en la sangre. Al poseer un bajo índice glucémico, que se traslada en la no presencia de un pico acentuado en los niveles de glucosa después de comerlos con lo que pueden ayudar a controlar el azúcar en sangre.

Beneficios y propiedades saludables de los frutos secos

Todos sabemos que el consumo moderado de frutos secos en todas sus variedades tiene muchos beneficios para la salud. Estos alimentos tienen un alto contenido en proteínas, siendo junto a las legumbres, fuentes principales de esos nutrientes en las dietas vegetarianas y una alternativa a las proteínas proveniente de los animales en el resto de las dietas.

Al contener un porcentaje muy pequeño de agua, por debajo del 50%, son alimentos muy nutritivos por su alta densidad de nutrientes, ricos en grasas, proteínas, fuente de fibra, vitaminas y minerales.

A continuación y como ejemplo de las virtudes saludables del consumo de frutos secos, te detallamos los principales beneficios de las avellanas, almendras, nueces y anacardos:

  • Avellanas: Este fruto seco es uno de los más ricos en ácido oleico con lo que su consumo reduce el riesgo de arteriosclerosis. También es una buena fuente de antioxidantes. Su presencia en salsas para espesarlas es muy común.
  • Anacardos: Es una buena fuente de energía ya que aportan un alto grado de proteínas de calidad. Cada 100 gr aportan 15 gr de proteínas, por lo que una ración proporciona en torno al 10% de las necesidades diarias. Además los aminoácidos que contienen están en la proporción perfecta para su asimilación.
  • Almendras: Este fruto seco es el complemento ideal para los deportistas tanto para consumirlas de manera previa al ejercicio o como parte de la recuperación. Aunque la cantidad de hidratos de carbono no es muy significativa, estos glúcidos son de absorción lenta con lo que la almendra posee un índice glucémico bajo y es tolerada por los diabéticos.
  • Nueces: el fruto seco perfecto contra el colesterol. Con su alto contenido en omega 3 y ácido alfalinolénico son eficaces para reducir el colesterol y la tensión. Las nueces son el amigo del corazón por excelencia, su consumo previene los ritmos cardiacos erráticos y la formación de coágulos sanguíneos en las arterias, primera causa de infarto.

Después de descubrir todos los beneficios del consumo tanto de pistachos como de frutos secos, lo único que te queda es elegir cual que gusta más y consumirlos solos, en crudo o introducirlos en recetas para que te aporten un toque diferente y te sorprenda su sabor.