Cuándo llevar a un niño a urgencias

Llevar o no llevar al bebé a urgencias… ¿Es tan grave como parece? ¿O puede esperar?

cuando ir con un niño a urgencias

Llevar a un niño a urgencias es el dilema de muchos papás cuando su hijo se pone enfermo: ¿será adecuado llevarlo? ¿o no es urgente y se puede resolver con un pediatra online desde casa y preguntarle antes de hacer el viaje?

Ir con un niño a urgencias o esperar a la consulta del pediatra

Cuánto más pequeño es un bebé más inseguridad nos da cualquier síntoma que nos haga dudar de su estado de salud y razón no nos falta, evidentemente. Los bebés menores de tres meses son extremadamente vulnerables.

Entre las familias suelen haber dos extremos: las que se alarman en exceso y las que son un poco más relajadas. Ambos extremos son peligrosos ya que las primeras acabarán en urgencias a la mínima y las segundas pueden pasar por alto situaciones potencialmente graves.

Para poder decidir si tenemos que ir o no a urgencias debemos saber los signos de alarma según la edad del bebé.

Una máxima que debemos emplear es: “debemos consultar siempre que nos preocupe el estado de salud del bebé”. Seguir nuestro instinto es importante y las mamás lo tienen especialmente desarrollado.

Los niños aprenden por imitación, así que, si comemos sano en casa dando ejemplo, ellos también lo harán.

Saber más >

Cuándo ir a urgencias con un recién nacido

El periodo neonatal es el más vulnerable de toda la vida, nuestro sistema inmune es frágil y somos muy inmaduros. Debemos acudir a urgencias con un bebé menor de un mes si éste presenta:

  • Rechazo de la alimentación.
  • Pérdida de fuerza al succionar.
  • Color amarillento de la piel y la esclerótica (la parte blanca de los ojos).
  • Cordón umbilical que huele mal o supura mucho.
  • Temperatura superior a 37,5ºC.
  • Hipotermia: temperatura más baja de lo normal (menos de 36ºC).
  • Vómitos o regurgitaciones frecuentes.
  • Irritabilidad que no calma con la succión, el pecho o los brazos.
  • Somnolencia excesiva.
  • Heces blancas.
  • Convulsiones o movimientos anormales.
  • Fontanela abombada (la fontanela es la parte blandita de la cabeza).
  • Dificultad para respirar.
  • Estreñimiento de más de cuatro días.
  • Dejar de orinar (anuria) durante más de ocho horas.
  • Mala coloración: piel de color azulado o muy rojo.
  • Manchas en la piel.
  • Siempre que estemos preocupados sobre su estado de salud.

Guía gratuita para prevenir accidentes infantiles ¡Clic aquí para descargar!

Cuándo ir con un niño a urgencias si tiene entre 1 y 24 meses

Muchos de los signos de alarma serán muy parecidos a los anteriores. Entre los niños entre uno y doce meses, los más vulnerables son los menores de seis meses, por su sistema inmune inmaduro haciéndoles muy vulnerables a las infecciones.

Debemos acudir a urgencias con un bebé menor de un año si este presenta:

  • Rechazo de la alimentación.
  • Temperatura mayor de 38,5ºC que no cede con antitérmicos.
  • Vómitos sin tolerancia a líquidos.
  • Diarrea que se acompaña con signos de deshidratación: piel seca, ojos hundidos, no orinar en más de ocho horas, boca seca o ausencia de lágrimas.
  • Heces con sangre, de color negro como el betún o blanco como el yeso.
  • Estreñimiento que se acompaña de dolor o distensión abdominal.
  • Tos que no deja dormir ni comer.
  • Irritabilidad que no calma con la succión, el pecho o los brazos.
  • Pérdida de conciencia.
  • Caída de una altura mayor de un metro o bien con alto impacto.
  • Somnolencia excesiva.
  • Convulsiones o movimientos extraños.
  • Fontanela abombada (la fontanela es la parte blandita de la cabeza).
  • Dificultad para respirar.
  • Reacciones alérgicas intensas.
  • Sospecha de que ha ingerido un tóxico o un objeto.
  • Mala coloración.
  • Manchas en la piel.
  • Siempre que estemos preocupados sobre su estado de salud.

¡Descárgate esta guía gratuita para conocer el calendario de la dentición  infantil!

Comentarios


También te puede gustar...

Dulces caseros
Dulces caseros, alternativa a la repostería industrial
Salud mental durante el embarazo
Salud mental durante el embarazo
Alternativa ecologica al tampon y compresa
Alternativa ecológica a los tampones y compresas