Alternativa ecológica a los tampones y compresas

Estamos cada vez más acostumbrados a emplear menos bolsas de plásticos, cada vez se ven más vehículos híbridos o eléctricos, hasta utilizamos cada vez más los cepillos de dientes de madera.

Alternativa ecologica al tampon y compresa

El momento que actualmente estamos viviendo con respecto al cuidado del ecosistema nos lleva a pensar en una alternativa ecológica, más respetuosa con el medio ambiente en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana: vehículos, bolsas reutilizables, cepillos de dientes de bambú, etc. Todas estas medidas son alternativas más ecológicas en el día a día, pero, ¿por qué no llevar este cuidado a la esfera más íntima de la mujer, por qué no intentar reducir también el consumo de plástico en nuestra salud e higiene íntima?

Alternativa ecológica a la higiene femenina

Aunque compresas y tampones desechables son los métodos más utilizados por las mujeres durante los días de regla, existe la posibilidad de utilizar una alternativa ecológica. Entre ellas la más conocida y la más empleada es la copa menstrual. Pero hay otras como los tampones caseros, las compresas reutilizables, las esponjas naturales y las braguitas absorbentes.

La copa menstrual

Es un recipiente, generalmente de silicona, que se coloca en la vagina durante la regla. Es fácil de usar y limpiar, y es reutilizable. Como su nombre indica, es un contenedor, que recoge la sangre durante la regla y al no ser poroso no absorbe el flujo, no es fibrosa y por todo esto no produce arañazos ni reseca las paredes de la vagina. Tiene forma de copa y en su extremo más estrecho tiene un pequeño rabito que sirve para su extracción. Tiene unos pequeños agujeritos para evitar el vacío y que se pueda extraer sin problemas. Se lava fácilmente con agua y jabón y se guarda de mes en mes en una bolsita o en una cajita. Es hipoalergénica, cuando se llena se vacía el contenido, se lava y se vuelve a colocar, e incluso se puede dormir con ella. El coste está en torno a los 15-30 € en función de la marca. La vida media de una copa menstrual es de entre 5-10 años.

Alimentación ligera, hidratación y protección del sol, claves para disfrutar del embarazo en verano.

Saber más >

Los tampones caseros

Al igual que los tampones comprados se pueden hacer de algodón, se tejen con agujas de punto o de croché dándoles la forma que queramos y, a diferencia de los comerciales, estos se pueden lavar y reutilizar. También se pueden poner con un aplicador.

Revision ginecologo

Las compresas reutilizables

Se pueden hacer con tela de tejidos que absorben mucho, sobre todo en algodón orgánico. Se colocan sobre la ropa interior con ayuda de corchetes u otro sistema similar. Se pueden utilizar varias veces. Se suelen hacer de material impermeable para evitar que traspase la sangre. Se cambian tan frecuentemente como las desechables. Se lavan con jabón neutro, ya sea a mano o a máquina.

En caso de utilizar telas ecológicas éstas pueden tener una duración de unos tres a cinco años. Cuanto mejor sea su cuidado, más duraran.

Las esponjas marinas naturales y sintéticas reutilizables

Existen dos tipos de esponjas: las de origen marino y las sintéticas. Las primeras se encuentran en el fondo del océano, se producen rápidamente sin crear desperdicios, y son reutilizables si bien es importante ser escrupulosas en su lavado tras cada uso y requieren cierta dedicación. Su vida útil es de unos seis meses. En cuanto a las esponjas sintéticas no son reutilizables ni son biodegradables. Se colocan y cuando se extraen se lavan con agua y jabón neutro y se pueden volver a colocar.

¿Conoces el efecto de los microplásticos en la salud? [Guía gratuita para que  reduzcas el uso de plásticos]

Así pues, se utilizan como el tampón, pero son más flexibles y se adaptan bien a las paredes vaginales.

Son muy absorbentes por lo que difícilmente se producirán escapes del flujo. Según la cantidad de sangrado, la esponja se puede recortar y adaptar a las necesidades. Además, permiten mantener relaciones sexuales con penetración mientras se lleva la esponja.

Las braguitas absorbentes

Estas braguitas están hechas de tal forma que no es necesario llevar compresa ni tampones, aunque muchas mujeres las utilizan además de esos productos. Están hechas de un material flexible y adaptable. Se pueden utilizar incluso en casos de reglas muy abundantes. No traspasan la ropa y además evitan los olores. Es como llevar una braguita normal. Y, como tal, también se pueden lavar en la lavadora.

Comentarios


También te puede gustar...

Deporte al aire libre
Hacer deporte al aire libre
Mascarillas quirúrgicas y de tela
Turismo sostenible o ecoturismo
Turismo sostenible o ecoturismo