Consejos para tomar el sol de forma saludable

El solo es vida, pero también puede suponer un problema a nuestra salud si abusamos de él. Con algunos consejos prácticos, podemos tomar el sol de forma saludable.

Miniatura

La protección solar efectiva es el mejor remedio para evitar males mayores con el sol. El uso de protección solar y no abusar de la exposición al sol va a ser los mejores consejos que podemos seguir. Aparte, veamos algunos consejos para tomar el sol de forma saludable.

  • Elige la crema solar correcta: no todos tenemos la misma piel, por eso necesitamos diferentes tipos de protección solar. Las pieles más blancas necesitarán mayor protección. Eso sí, por muy morenos que seamos, también necesitaremos protección. Y si vamos a remojarnos al agua de forma habitual, elijamos una protección resistente al agua.
  • Ponte la crema solar antes de salir de casa: la crema solar no es efectiva de forma inmediata. Al menos debemos ponérnosla 30 minutos antes de exponernos al sol. Extiéndela de forma uniforme sobre todas las partes del cuerpo que van a estar expuestas.
  • La crema solar no dura todo el día: echarse crema una vez no garantiza estar protegido el resto del día. La crema comienza a perder sus propiedads protectoras después de los 60-100 minutos. Por tanto, si vas a estar todo el día en la playa o piscina, échate crema cada hora y media o dos horas para renovar la protección.
  • Evita las horas fuertes de sol: la franja desde las 12:00 a las 19:00 horas son las horas donde el sol es más peligroso. Es mucha gente la que prefiere estas horas por pensar que se va a poner más moreno, pero lo cierto es que esto es algo que no va a afecta de forma significativa al color de nuestra piel. Procura tomar el sol antes de las 12 horas y después de las 19:00 para que tu piel no sufra tanto.
  • No más de 20 minutos seguidos bajo el sol: alternar tomar el sol con un tiempo bajo la sombra o con refrescarnos en el agua ayudará a no castigar tanto a nuestra piel. Intenta no estar más de 20 minutos seguidos tomando el sol y, cambia de forma frecuente de posición.
  • Hidrátate para estar más protegido: tomar el sol crea cierta deshidratación en nuestra piel, que hace que sea más propensa a dañarse. Ve siempre con la botella de agua a tomar el sol y bebe de forma recular y constante.
  • No utilices colonias o similares: las colonias o cremas olorosas como aftershaves pueden manchar nuestra piel. Utiliza solo la crema solar, sin aditivos ni colonias.
  • Los aftersun calmarán tu piel: después de tomar el sol, las cremas solares específicas "aftersun" aliviarán la rojez o irritación

Imagen | Berge Gazen