Esta semana os traemos una entrega más de las últimas desinformaciones virales relacionadas con la vacunación. Os explicamos que no existe un llamamiento oficial para ir sin cita previa a vacunarse contra la COVID-19 al Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria, que los sanitarios que administran estas vacunas no podrían ir a juicio "por responsabilidad en crímenes de guerra" o que la vacuna no estaba preparada “antes de saber cómo sería ese tal virus”.

No, no existe un llamamiento oficial para ir sin cita previa a vacunarse contra la COVID-19 al Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria

En los últimos días ha circulado por redes sociales un contenido en el que se dice que se está vacunando sin cita previa a las personas de entre 60 y 69 años en el Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria. Se trata de un bulo.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias publicó el 10 de abril en su cuenta oficial de Twitter varios comunicados en los que dice que las personas “deben esperar a ser citadas” para acudir a vacunarse al hospital. En un hilo de Twitter, la consejería también explica que las citas para ir a vacunarse se realizan de manera oficial y ordinaria por SMS o llamada telefónica.

Debido a lo que este departamento autonómico considera un “malentendido en la difusión de información”, el 10 de abril algunas personas de entre 60 y 69 años acudieron al Hospital Doctor Negrín sin cita previa. La consejería ha aclarado en Twitter que estos ciudadanos, que cumplían los requisitos de edad, fueron vacunados “de manera excepcional”, aunque no tuvieran cita para ese día en concreto. Pero es falso que no sea necesaria la cita previa para acudir a vacunarse a ese hospital.

No, no se está vacunando sin cita previa en Armilla (Granada) a personas entre 60 y 65 años

Como vemos, es común que circulen mensajes y cadenas de texto en los que se dice que la gente puede ir a vacunarse contra la COVID-19 sin ser citada. También ha ocurrido recientemente con Armilla, un pueblo de Granada. Allí, se ha viralizado un mensaje de WhatsApp que dice que "quién tenga entre 60-65 y quiera vacunarse, puede ir hoy a Fermasa (la Feria de Muestras de Armilla), sin cita, y se la ponen". Es un bulo.

Desde la Junta de Andalucía aseguraban a Maldita.es que no es cierto. Aunque sí se están administrando vacunas en Fermasa, no se está haciendo sin cita previa. En Maldita.es os hemos contado cuál es el proceso por el que cada comunidad autónoma informa a los pacientes de que se tienen que vacunar y, en el caso de Andalucía, se avisa mediante llamada telefónica y no es posible solicitar la cita: hay que esperar a recibir esa llamada.

El equipo de voluntarios digitales de Emergencias de Andalucía (VOST Andalucía) también publicó en Twitter que se trata de "un bulo".

No, no se está vacunando sin cita ni en el Sadus de Los Bermejales (Sevilla)

Hace unos días se difundió una cadena de WhatsApp en la que animaban a los mayores de 80 años a acudir sin cita al Servicio de Actividades Deportivas de la Universidad de Sevilla (Sadus) de Los Bermejales (Sevilla). "Insistimos tema la vacunación... Cualquier mayor de 80 q no esté vacunado puede ir ahora al Sadus de Bermejales. Da igual de MUFACE. Todos los mayores de 80 q no estén vacunados (sic)", indicaba el mensaje.

Pero es un bulo. Es cierto que se está vacunando en este centro, pero a las personas que cuentan con cita. La Junta de Andalucía indicaba a Maldita.es que la vacunación se realiza solo con cita previa y cualquier contenido que hable de lo contrario es un bulo.

Este mensaje se lleva moviendo desde el día 31 de marzo. Desde la Junta de Andalucía contaban que por culpa del bulo de la vacunación sin cita, en los últimos días se han presentado a vacunarse muchas más personas de las convocadas.

No, los sanitarios que administran la vacuna contra la COVID-19 no podrían ir a juicio "por responsabilidad en crímenes de guerra" como dice este cartel

Se ha viralizado un cartel que advierte a todos los sanitarios, médicos y enfermeras” que administran la vacuna contra la COVID-19 de que podrán “ir a juicio por responsabilidad en crímenes de guerra". Pero es un bulo.

Dicho mensaje cita la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos de la UNESCO y la Declaración de Ginebra. También asegura que el Código de Núremberg hace al sanitario "responsable personalmente de sus acciones". Pero la vacunación no está contemplada como un "crimen de guerra" en ninguno de los documentos que menciona el bulo.

Además, para que existan crímenes de guerra ha de existir un estado de guerra o conflicto armado, internacional o interno, según nos explicaba Miguel Vieito Villar, abogado especialista en Derecho Sanitario. Por lo tanto, según Vieito, "los Convenios de Ginebra, con sus protocolos adicionales, no son aplicables a una situación de pandemia" como la actual de COVID-19.

También es falso que la vacuna contra la COVID-19 sea experimental, como dice el cartel. En Maldita.es ya os hemos contado que las vacunas contra la COVID-19 han sido aprobadas tras pasar la fase 3 de ensayos clínicos, al igual que el resto de medicamentos y vacunas aprobadas.

No, no hay pruebas de que la muerte de un voluntario de 23 años de Protección Civil en Zamora esté relacionada con la vacuna

El pasado domingo 4 de abril falleció un joven de 23 años voluntario en ​Protección Civil de Zamora que había recibido la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19. A raíz de esta noticia, que recogieron medios locales, está circulando por canales de Telegram un tuit que relaciona su muerte con la vacuna contra la COVID-19. “Se vacuna y a los tres días muere en la cama con el cuerpo morado. Versión oficial: infarto o muerte súbita", indica el tuit.

No obstante, desde la Consejería de Sanidad de Castilla y León aseguraban a Maldita.es que "en la autopsia practicada al joven se descartó relación alguna con la vacunación ya que el motivo del fallecimiento fue un infarto, como posible consecuencia de un problema cardiaco que padecía".

Desde Protección Civil Zamora nos explicaban que el informe del forense indica que el joven tenía una malformación congénita en el corazón y murió entre las 5 y 6 de la madrugada del domingo por un ataque cardíaco. Según aseguraban, no hay constancia de que el fallecimiento esté relacionado con la vacuna.

Además, el medio local Zamora 24 horas recoge declaraciones de "fuentes cercanas a la familia" que aseguraron que "la autopsia no arrojó ningún dato ni prueba que pudiera certificar un 'causa - efecto'".

No, la vacuna contra la COVID-19 no estaba preparada “antes de saber cómo sería ese tal virus” ni estaba “todo planeado para cambiarte la genética”

Ha circulado en redes sociales una publicación que indica que la vacuna contra la COVID-19 estaba preparada “antes de saber cómo sería ese tal virus” y que estaba “todo planeado para cambiarte la genética”. Pero es un bulo.

Este mensaje se comparte junto con una captura de un titular de la Cadena Ser en el que se puede leer lo siguiente: "La vacuna de Pfizer ya estaba lista en febrero del año pasado. Los fundadores de la compañía BioNTech explican cómo fueron los orígenes de la vacuna de Pfizer".

Sin embargo, es un bulo que ya tuviesen la vacuna "sin saber cómo sería" el virus. En la entrevista a los fundadores de BioNTech a la que hace referencia la Cadena Ser no se dice que la vacuna estuviese lista antes de conocer el SARS-CoV-2, sino semanas después de conocer el brote de Wuhan (China).

En ese momento, la vacuna actual de Pfizer-BioNTech estaba entre otras 19 candidatas de la empresa. En Maldita.es os hemos contado que el hecho de que los fundadores BioNTech digan que estaba disponible en febrero de 2020 no quiere decir que "estaba todo planeado".

También os hemos explicado que las vacunas de ARN mensajero (ARNm), como la desarrollada por Pfizer-BioNTech, no alteran tu ADN y, por lo tanto, no van a "cambiarte la genética".

Este tipo de vacunas, en vez de introducir en el organismo un patógeno atenuado o una parte de este, insertan las instrucciones para que sea nuestro propio organismo el que produzca el antígeno (en este caso una proteína) que desencadene la reacción del sistema inmune.

Así que las vacunas de ARN mensajero no podrían de ninguna forma interferir en la secuencia de ADN de nuestras células. El motivo es que, a diferencia del ADN que se encuentra en el núcleo de la célula, el ARN se encarga de llevar las instrucciones a la maquinaria celular que se encuentra fuera del núcleo y luego desaparece.

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.