Empecemos por el principio: los niños menores de seis meses no deben utilizar protector solar. Su piel es demasiado sensible e inmadura y estas cremas no están testados en ellos, por lo que tendremos que recurrir a cubrir su cabeza con un gorrito y su cuerpo con ropa fina y fresca.

De acuerdo, pero ¿se puede ir a la playa con bebés?

No recomendamos ir a la playa a los niños menores de 6 meses, salvo a última hora del día a dar un paseo antes de la cena o a primera hora siempre antes de las 11 de la mañana.

Los niños pequeños, especialmente los lactantes, son muy sensibles a la radiación solar, ten en cuenta que se queman con facilidad y corren riesgo de deshidratarse ante elevadas temperaturas.

Además, aunque estén bajo la sombrilla, la radiación solar se refleja en la arena hasta en un 30% y pueden quemarse con más facilidad.

Deporte

Lucía Galán

Lucia Galan experto

El síndrome de la muerte súbita del lactante es uno de los temas que más miedo causa en los padres o futuros padres. Si bien la incidencia en nuestro país es muy bajo, hay que tener en cuenta diferentes aspectos como medidas de prevención.
Leer más

¿Qué tipos de cremas y protectores solares existen para niños?

  • Filtros físicos o minerales
  • Filtros químicos u orgánico
  • Filtros mixtos (físicos y químicos)

Es importante en todos ellos que compruebes en el envase que sean de amplio espectro, es decir, que cubran frente a rayos UVA y UVB (que no todos lo son). Si te fijas bien verás las iniciales redondeadas por un círculo. Elegimos los fotoprotectores en función de la edad.

¿Pueden los bebés menores de 6 meses tomar el sol?

Como hemos comentado, a los bebés menores de 6 meses no se les debe poner ninguna crema solarde hecho, se debe evitar la exposición solar de forma prolongada, es decir, no deberían ir a la playa. Su piel es extremadamente sensible y no se puede garantizar que no se absorba lo que le pongamos. Por tanto, optaremos por cubrir la piel con ropa fresca, usar un gorrito, poner a sombra y dar paseítos.

Protector solar para niños menores de 3 años

Entre los 6 meses y los 2-3 años, especialmente en los menores de un año optaremos por los filtros físicos o minerales. Al aplicar estas cremas, los rayos rebotan, es decir, el protector solar consigue que los rayos reflejen la radiación sin penetrar en la piel. Son activos desde el mismo momento en que los aplicas, pero no son tan resistentes al agua. Debes repetir la aplicación más frecuentemente que con los químicos. Aún con todo, son los adecuados si tu hijo tiene menos de 2-3 años, así como en las pieles sensibles y en los niños con dermatitis atópica. Habitualmente en el envase veréis la palabra “baby” o “mineral”.

Protectores solares con filtros químicos

Los filtros químicos los usaremos en mayores de 3 años según recomienda la Academia Española de Dermatología  . Ten en cuenta que han de tener una protección igual o mayor a 30, preferiblemente 50 y ser infantiles. En el envase habitualmente pone “infantil” o “kids”. Estas cremas solares actúan 20 minutos después de su aplicación, por lo que no esperes a llegar a la playa para ponérselo, pónselo antes de salir de casa. Además, si se lo pones en la playa, entre el ímpetu que le ponemos los padres en untarles de crema y las ganas que tienen ellos de salir corriendo, el estado de “croqueta” está asegurado. Procura elegir el protector “resistente al agua”, aun así cada 2-3 horas conviene volver a echar protector solar para garantizar que están protegidos en todo momento.

Guía gratuita
piel crema
Consejos para cuidar tu piel

Conoce los efectos beneficiosos y nocivos del sol en la piel, recomendaciones para tomar el sol sin riesgos para la salud, y además en esta guía encontrarás recomendaciones para prevenir quemaduras solares y sus consecuencias para la salud, como la aparición de melanomas.

¿Puedo utilizar las cremas de protección solar del año pasado?

Si están abiertas no. Una vez abiertas duran 12 meses, así que, sintiéndolo mucho, hay que renovarlas.

¿Los niños tienen cáncer de piel o melanoma?

Es extremadamente raro, sin embargo, la radiación solar se acumula. La piel tiene memoria, no olvida. Se estima que el 80% de los cánceres de piel se podrían evitar si existiese una adecuada protección solar desde la infancia. Recordemos que el melanoma es un cáncer agresivo y que sus cifras, desgraciadamente, van en aumento en los últimos años. 

Nuestros niños a esas edades no son conscientes de las complicaciones que pueden sufrir en el futuro por no protegerse bien, pero nosotros, que somos sus padres, sí.

Así que ten en cuenta estos sencillos consejos, protege su piel, te lo agradecerá el resto de su vida.

Otros artículos de Lucía mi pediatra