{

Alimentos con yodo

El yodo es un mineral que únicamente encontramos en nuestra dieta, por lo tanto, incluir alimentos con yodo nos ayudará a tener unos niveles óptimos y por consiguiente, tener un aporte necesario para las hormonas tiroideas.

alimentos con yodo

El yodo es un mineral que sólo podemos obtener a través de la dieta. Su función principal está centrada en lo necesario que es para que la glándula tiroides pueda producir hormonas tiroideas. Teniendo en cuenta que esta glándula es uno de los centros de control de nuestro organismo y regula nuestra actividad metabólica, vale la pena preguntarse si la dieta que seguimos tiene un aporte suficiente de alimentos con yodo que cubra nuestras necesidades.

En los últimos años ha aumentado el interés por la salud y la nutrición, y estamos más concienciados sobre lo importante que es seguir un estilo de vida saludable en la prevención de enfermedades crónicas.

Saber más >

Importancia del yodo para la glándula tiroides

Una ingesta insuficiente de alimentos con yodo va a ir precedida de una disminución en la producción de hormonas tiroideas, y a su vez afectará a los procesos que éstas activan y regulan, como el metabolismo energético, de las proteínas, de las grasas, la producción de calor corporal, así como la maduración de los tejidos, entre otros muchos.

El déficit de yodo en la dieta diaria puede provocar bocio y trastornos de la glándula tiroides. El bocio es un aumento del tamaño de la glándula tiroides producido por el sobreesfuerzo que ha de hacer para compensar la falta de este micronutriente en la dieta. Y aunque hoy en día es poco frecuente, durante varias décadas el bocio endémico fue declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) problema de salud pública que afectaba a diferentes áreas del planeta con carencia de yodo. Esta problemática se resolvió con la yodación de la sal de mesa. Pese a todo, en algunas zonas de montaña, alejadas del mar, sigue habiendo una parte de población con una dieta deficitaria en yodo debido al bajo aporte del terreno de cultivo.

Por otro lado, hay alimentos de origen vegetal que contienen glucosinolatos, tiocianatos e isotiocianatos, compuestos que bloquean la captación de yodo por parte de las células tiroideas e impiden su utilización. Se les denominan alimentos bociógenos, y son principalmente: verduras crucíferas (col, coliflor, brócoli, repollo, …), nabo, boniato, cacahuete o yuca. Una manera de inactivarlos es a través de la cocción o calentamiento. Si a una dieta deficitaria de alimentos con yodo se le suma un consumo regular y en cantidad de este tipo de compuestos, se puede acentuar el problema.

La deficiencia de yodo en la dieta es especialmente delicada en caso de mujeres embarazadas y niños. Durante el embarazo afecta al desarrollo adecuado del bebé, pudiendo ocasionar daños permanentes al feto. En niños, se asocia a retraso a nivel intelectual y de crecimiento, y a alteraciones cognitivas. Por lo tanto, seguir una dieta rica en alimentos con yodo es importante.

¿Cuáles son las necesidades de yodo?

Los requerimientos de yodo van a variar en función de la edad, así como del periodo de embarazo y la lactancia:

  • Niños de 1 a 8 años: 90 microgramos.
  • Niños de 9 a 13 años: 120 microgramos.
  • Adultos y adolescentes: 150 microgramos.
  • Mujeres embarazadas: 220 microgramos.
  • Mujeres lactantes: 290 microgramos.

Alimentos con yodo

El yodo se encuentra de forma natural en el suelo y el mar, siendo los alimentos marinos (pescado, marisco, algas) los que mayor cantidad aportan.

  • Los pescados de agua salada contienen de 30 a 300 microgramos por 100 gramos de alimento, dependiendo del tipo de pescado.
  • Con respecto a los alimentos vegetales, el contenido depende de la riqueza en yodo del suelo donde se hayan cultivado, por eso es difícil proporcionar valores exactos.
  • Otros alimentos con yodo a través de los cuales podemos obtener este micronutriente, pero en cantidades más pequeñas, son los lácteos y los huevos, si bien nuevamente van a estar determinadas por el contenido en yodo de la dieta del animal del que proceden.
  • La sal yodada ha sido la manera de asegurar la ingesta de yodo en la población convirtiéndose en una de las fuentes más conocidas por todos. Consumiéndola se pueden mantener cantidades diarias adecuadas de este mineral.

Cómo llevar una dieta sana y equilibrada combinando los diferentes nutrientes.  [Guía gratuita]

Etiquetas: Alimentación

Comentarios


También te puede gustar...

Miniatura
Por qué debemos hacer sentadillas
claves para educar a los hijos
Cómo educar a los hijos
acudir al endocrino
¿Cuándo acudir al endocrino?