DKV te recomienda visitar al ginecólogo una vez al año

Los cambios que experimentan las mujeres a lo largo del tiempo hacen necesarias revisiones constantes

https://www.youtube.com/watch?v=Cmk7a2YPpYM

Cada mujer es única. La edad, los cambios hormonales, los hábitos saludables determinarán los riesgos y necesidades de cada mujer. Las revisiones ginecológicas son recomendables una vez al año, para analizar los cambios que se van produciendo y los cuidados que requieren.  Es la única manera de detectar de forma precoz enfermedades graves en la mujer, como puede ser el cáncer de mama o de cérvix. Mediante estas revisiones identificamos dichas enfermedades a tiempo y permitimos su temprano tratamiento, aumentando las posibilidades de cura.

Es importante elaborar un completo historial clínico de la paciente, donde se determinen los antecedentes familiares y personales. Dicha información debe ser actualizada cada año, para determinar si ha habido algún cambio en su estado. Información como los antecedentes gineco-obstétricos, la fecha de menarquía, el tipo de ciclos menstruales (regularidad), el dolor pre o menstrual, la toma o no de anticonceptivos y la fecha de la última regla (FUR) deben estar presentes en dicho estudio.

Las revisiones ginecológicas sirven para detectar el cáncer de cérvix, de ahí su importancia. Este chequeo no es necesario en la infancia, pero sí a partir de la adolescencia, ya que es el periodo en el que surgen los primeros carácteres sexuales, la primera regla y en algunos casos las primeras relaciones. Es aconsejable comenzar las revisiones ginecológicas continuadas cuando se empiezan a mantener estas primeras relaciones.

En el caso de que la revisión determine que todo es correcto, sobre todo que muestre que la citología es negativa para las células malignas, la siguiente revisión puede posponerse hasta el año o los dos años siguientes. Aunque en el caso de que ocurra algún problema, alguna molestia o la paciente decida realizar un cambio en sus hábitos, como puede ser tomar anticonceptivos, es necesario visitar de nuevo al ginecólogo. Una relación continuada con nuestro ginecólogo se traducirá en un mayor control de nuestra salud.