Todavía no habla... ¿Cuándo preocuparnos?

El lenguaje es un hito del desarrollo que se adquiere de manera progresiva, se estimula desde el nacimiento y permite al ser humano comunicarse con los demás.

Miniatura

Como en la adquisición de todos los hitos, hay bebés que inician el lenguaje antes que otros. La carga genética y el ambiente en el que viven determinan el lenguaje del bebé.

Desarrollo normal del habla y del lenguaje

El balbuceo empieza en los primeros meses de vida y es la manera que tienen los bebés de jugar con su voz, imitar la voz de los adultos y entrenarse para lo que vendrá después.

Alrededor de los 9 meses el bebé empieza a unir sonidos sin entender lo que significan (“mama”, “papa” ) e incorpora diferentes entonaciones en su habla.

Durante los 12 y 15 meses, el abanico de sonidos es muy amplio y empezarán a decir palabras con sentido, así como a entender muchísimas cosas de las que se le dice u ordena.

Aunque hay una gran variabilidad, la mayoría de los niños dicen unas 20 palabras cuando tienen aproximadamente 18 meses y unas 50 o más cuando cumplen 2 años. En torno a esta edad, los niños empiezan a combinar dos palabras en frases muy simples, como "bebé pequeño" o "mamá guapa".

De los 2 a los 3 años el avance es espectacular: crece el vocabulario y las frases son más complejas combinando tres o más palabras.

 

Habla y lenguaje son cosas distintas

Parece que ambos conceptos estén refiriéndose a lo mismo pero hay una diferencia importante entre ellos.

El habla es la expresión verbal del lenguaje que incluye la articulación para formar sonidos y palabras.

El lenguaje es un concepto más complejo y engloba la expresión y la comprensión de la información. Es entender y ser entendido a través de la comunicación oral y escrita.

Un niño puede tener problemas en una u otra área  o bien en ambas. Un niño con problema del lenguaje puede tener una pronunciación excelente pero ser incapaz de combinar dos palabras en una frase. Un niño con problemas del habla puede tener una mala pronunciación pero una excelente comprensión y capacidad de expresar sus ideas. De igual manera, pueden haber casos de mala pronunciación y mala comprensión: aquí estarían afectadas las áreas del habla y el lenguaje.

 

Señales de alarma

-12 meses: no utiliza gestos, como señalar o despedirse con la mano.

-18 meses: prefiere comunicarse con gestos en lugar de con palabras y tiene dificultades para imitar sonidos o entender órdenes simples

 

Un niño de más de 2 años

-2 años: sólo imita el habla o los actos ajenos pero no genera palabras o frases de forma espontánea. Emite sonidos de manera repetida, no puede seguir instrucciones simples o bien tiene un tono de voz o pronunciación extraña.

Los padres, familiares y profesores deberían entender la mitad de lo que dice un niño de 2 años y aproximadamente tres cuartas partes de lo que dice uno de 3 años.

-Con 4 años, a un niño se le debería entender prácticamente todo, incluso cuando hable con personas que no lo conocen.

 

En cualquier alteración del habla y lenguaje se debe descartar un problema de audición o bien otorrinolaringológico.

 

Claves para estimular el lenguaje

-Hablar a nuestro hijo siempre con voz clara, correcta pronunciación y un vocabulario rico.

-Cantar, leer y jugar con su hijo

-Establecer siempre un diálogo con él, haciéndose eco de sus preguntas y respondiéndolas con coherencia.

-Evitar los argots o infantilismos, llamando las cosas de otra manera o bien con una mala pronunciación.

-Repita lo que dice su bebé de manera correcta, no lo imite a él… la idea es que él le imite a usted.

 

Dra. Esther Martínez - Especialista en Pediatría - Médico colaborador de Advance Medical