Sujetador y cáncer de mama

La elección del sujetador es muy importante en mujeres que han padecido cáncer de mama. Debe ser una prenda cómoda y femenina, y sobre todo, adaptada a las necesidades específicas de la mujer.

Miniatura

Son muchos los cambios físicos que pueden sucederse después de una cirugía por cáncer de mama. Estos cambios van desde una mínima cicatriz en la mama en los casos de tumorectomías, hasta la desaparición de la/s mama/s. Estas mujeres deberán afrontar este gran cambio, ya que las mamas son una zona del cuerpo que nos da la identidad del cuerpo femenino, pero para ayudar a mejorar la imagen personal y la autoestima tras estas cirugías hay diferentes posibilidades. Por un lado, está la cirugía reconstructiva y por otro están las prótesis externas y los sujetadores adaptados.

La elección del sujetador en mujeres con cáncer de mama

Las prótesis de silicona ayudan a mejorar la imagen corporal y que la región mamaria sea como lo era antes de la intervención, ayudan a la simetría y a la descompensación de peso que sucede cuando se extirpa una mama. Hay gran variedad de prótesis en el mercado, las hay derechas, izquierdas, de muy diferentes tamaños y pesos, simétricas o no simétricas, ligeras, moldeables… Se trata de encontrar el sujetador que más se adapte a las necesidades de cada mujer. Hoy en día los materiales de los que están hechos hacen que se puedan colocar en un bañador y resistir el baño, la sal, el cloro. Aunque estos materiales son resistentes hay que tener especial cuidado en la piel, mantenerla bien hidratada, sobre todo la que esté en íntimo contacto con la prótesis. Los pezones de silicona también te ayudarán a verte más femenina.

Hoy en día haber sufrido una mastectomía no es motivo para no poder realizar una vida “femenina” en condiciones, y no hay por qué renunciar a llevar una ropa interior bonita, sexy y cómoda, así como tampoco dejar de ir a la playa o a la piscina. Además de las prótesis existen sujetadores y ropa de baño acondicionada a estas situaciones. Es cierto que los sujetadores de este tipo tienen una serie de características concretas pero no tienen por qué resultar “feos” o “aburridos”, pues los hay de colores, de diseño y de diferentes tejidos, además cada vez hay más marcas de lencería femenina que dedican una parte de sus colecciones a estas prendas.

Este tipo de sujetador viene con y sin bolsillo, ya que los primeros están diseñados especialmente para contener las prótesis fijas e impedir que se muevan. Por el contrario, los que no llevan bolsillo se usan para las prótesis adhesivas o para llevarlas pegadas a la piel directamente.

Los detalles con los que están diseñados son para conseguir una mejor comodidad: tienen los tirantes más anchos en la zona del hombro para prevenir el linfedema, además de diferentes escotes para realzar la belleza femenina, y el puente entre las copas tiene anchura suficiente para dar seguridad y confort. Tanto el escote como el contorno están reforzados con material elástico para ajustarse mejor.

Dra. Isabel Giménez Blasco – Especialista en Ginecología y Obstetricia - Médico colaborador de Advance Medical