Si quieres recuperar tu peso ideal, sigue un programa con el asesoramiento y control de profesionales especializados en nutrición y actividad física.

La ansiedad de perder kilos de forma rápida hace que muchas veces las personas sigan conductas no solo poco saludables sino ineficaces.

Por ejemplo, a menudo se cree que perder agua es lo mismo que perder grasa, y eso da lugar a que las personas utilicen elementos para transpirar más profusamente cuando realizan actividad física. El resultado es que se produce una reducción del peso corporal pero sólo de forma transitoria, porque al rehidratarse después del ejercicio, las personas vuelven a su peso anterior.

Saunas, masajes, aparatos que prometen milagros en pocas horas, dietas bajas en calorías, desequilibradas e incompletas y muchas otras estrategias milagrosas hacen su publicidad en los medios de comunicación con el único objetivo de vender más.

Si quieres recuperar peso de forma saludable, sigue el programa más adecuado con el asesoramiento y control de profesionales especializados en nutrición y actividad física.