Salud para mayores

Las personas mayores tienen problemas de salud propios del envejecimiento. [LEER MÁS]

Con la llegada del frío invernal puede haber ciertos riesgos para la salud relacionados con la bajada de las temperaturas. Los más vulnerables en estaciones con temperaturas extremas (altas en verano, bajas en invierno), siempre son la población anciana y la población infantil. [Leer Entrada]

Las caídas, las intoxicaciones y las quemaduras son los accidentes domésticos que con mayor frecuencia afectan a las personas mayores. [Leer Entrada]

El término “demencia” engloba a una serie de enfermedades que se caracterizan por un deterioro y pérdida progresiva de las facultades mentales (cognitivas y/o de conducta), precisando para ello el paciente una ayuda para poder desempeñar sus actividades básicas en la vida diaria. [Leer Entrada]

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico crónico que puede afectar a personas de cualquier sexo y edad, aunque se produce con más frecuencia entre mayores de 50 años. El temblor de manos y piernas, la disminución de los movimientos corporales y la rigidez muscular son las señas de identidad de esta enfermedad, que conlleva una pérdida lenta pero progresiva de la autonomía personal. [Leer Entrada]

El ejercicio es fundamental en las personas mayores. Músculos y huesos se pueden fortalecer con ejercicios básicos. [Leer Entrada]

Es muy importante restituir los líquidos perdidos para mantener un estado de salud óptimo, a cualquier edad; pero en las personas ancianas esta condición es, si cabe, aún más importante. [Leer Entrada]