Que el embarazo no se contamine

Son bien conocidos los perjuicios que el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas durante el embarazo puede provocar daños importantes al feto. Pero son menos conocidos los peligros a los puede exponerse la mujer embarazada si durante la gestación está en contacto con algunos agentes ambientales. En este artículo describimos algunas de esas fuentes de riesgo.

La exposición a agentes contaminantes durante el embarazo puede producir alteraciones en el normal desarrollo del feto y derivar en malformaciones congénitas. Aunque en algunos casos los efectos nocivos no están del todo probados todavía, la posibilidad de que produzca daños en el feto debe llevarnos a adoptar uno conducta preventiva para evitar la exposición de la madre a esos agentes contaminantes. Estas medidas preventivas deben ser adoptadas tanto en el ámbito familiar como en los ambientes laborales en los que la mujer desarrolle sus actividades cotidianas.Los agentes ambientales que pueden producir alteraciones en la gestación son los siguientes: