Primeros auxilios en el deporte

Los elementos y complementos son obligatorios en los deportes de riesgo para prevenir consecuencias negativas.

Miniatura

La seguridad, sea cual sea la actividad que se practica, siempre debe ser un elemento esencial, y con ello se pueden evitar consecuencias negativas.

Para los llamados deportes de riesgo, los elementos y complementos son obligatorios ya que el riesgo que implica requiere de ellos. Pero para todos aquellos que no son considerados de riesgo, estos complementos también pueden resultar de gran utilidad, estamos hablando de cascos, rodilleras… Además de estos accesorios, el sentido común es básico. Cuando alguno de ellos falla, algunas de las consecuencias pueden ser:

Consecuencias de no utilizar complementos de seguridad durante la práctica de deporte

• Contusiones
• Traumatismos
• Quemaduras
• Trastornos por temperatura
• Hemorragias
• Heridas

Algunas de ellas requieren de actuaciones sencillas, como puede ser la limpieza de la herida y su cobertura. En la práctica de cualquier deporte puede sufrirse una herida.

En cuanto a los traumatismos éstos pueden localizarse en zonas en las que la asistencia médica es urgente. Los traumatismos craneoencefálicos, que pueden ocurrir tras caídas en bicicleta o en un choque de cabezas al saltar a por el balón jugando al futbol, deben ser una prioridad. Tras solicitar ayuda, se deben valorar diferentes factores. Uno de ellos es la salida de secreción por el oído (significativo de gravedad). En caso de que sea así, ha de cubrirse pero sin taponarlo.

Otro tipo de traumatismo puede ser el que implica esguince. Este suele aparecer tras un mal apoyo. Deportes en los que se corre, salta o incluso simplemente se camina por terrenos irregulares pueden ocasionar un esguince. El deportista se quejará de dolor, imposibilidad de movilización e hinchazón. Las recomendaciones son reposo, aplicar frío, elevar la zona afectada y compresión.

Por norma general, la mayoría de actuaciones de primeros auxilios deportivos están relacionadas con contusiones y lesiones leves, que pueden mejorar con una primera intervención “in situ”. Pero ello no las exime de una valoración a posteriori, por personal cualificado.

Dra. Eva Ferrer Vidal-Barraquer – Especialista en Medicina Deportiva – Médico consultor de Advance Medical