Postres saludables para Navidad

En una buena comida navideña no pueden faltar los postres. Os dejamos diez postres saludables que redondearán una buena comida o cena de Navidad.

Miniatura

Las fechas navideñas suelen suponer un aporte calórico más elevado, sobre todo en lo que a postres se refiere. Os ofrecemos postres saludables para poner en Navidad.

Sorbete de mandarina

Pela las mandarinas, quítale las pepitas y todo lo banco, mete los gajos limpios en la batidora y haz un batido. Cuélalo para que no quede ninguna pipa o algo de pulpa. Si tienes licuadora mejor, tiene que quedar como 2 vasos de zumo limpio, bate el zumo de mandarina con el helado y el cava (250 ml). Sírvelo en copas de cava altas o bajas, como te guste y adórnalo con la granadina o la guinda y la hoja de hierbabuena.  Decóralo en el último momento y remueve antes de servirlo. Lo puedes mantener en la nevera durante un par de horas.

Sorbete de limón

Pon zumo de un limón, dos vasos de zumo de naranja, piña troceada y dos cucharadas de azúcar en el vaso de la batidora excepto el cava. Ayúdate de la espátula para remover y programa 1 minuto en velocidad 5-10. Sirve en copas de champagne, llenando las ¾ partes y rellena con cava. Remueve. Listo

Banda de frutas

Un postre ligero y sabroso. Precalentamos el horno a 200º. Lavamos bien la fruta. Pelamos la manzana y la hacemos a gajos. Pelamos el kiwi y lo hacemos en rodajas y cortamos las fresas por la mitad. Hacemos tiras verticales con cada una de las frutas, hasta rellenar todo el hojaldre. Pintamos las frutas con mermelada de ciruela y espolvoreamos con un poco de azúcar glas. Horneamos 15 minutos por abajo y lista para degustar.

Flan de café

Para hacer el caramelo, pon a fundir azúcar en una sartén a fuego fuerte. Extiende el caramelo en un molde. Reserva. Bate los huevos en un cuenco, añade la leche condensada y bate bien. Vierte la leche sin dejar de batir. Prepara 2 cafés solos, agrégalos y mezcla bien. Vierte la masa al molde y cocínalo al baño maría en el horno (previamente calentado) a 170ºC durante 40 minutos. Una vez haya cuajado, deja atemperar, desmolda y sirve. Decora con una hoja de menta.

Mousse de limón

Forra con papel de aluminio el fondo de 4 aros o moldes. (poniendo el papel por fuera del aro). Saca la cáscara amarilla de un limón con la ayuda de un pelador. Córtala en juliana fina y ponla a hervir en una cacerola con medio vaso de agua y 2 cucharaditas de azúcar. Deja que hierva durante 5-6 minutos. Exprime los dos limones y reserva el zumo. Diluye las láminas de gelatina en una sartén con una pizca de agua y resérvalas. Vierte en un bol la leche condensada y el zumo de los dos limones. Bate con la batidora de varillas. Añade la gelatina diluida. Separa en un bol dos claras de huevo y móntalas con la ayuda de una batidora de varillas. Añade al resto de ingredientes. Mezcla suavemente, con movimientos envolventes. Rellena los moldes con la mousse e introdúcelos en el frigorífico hasta que adquieran consistencia. Desmolda las mousses y preséntalas con la cáscara de limón confitada por encima. Decora con unas hojitas de menta.

Bizcocho de té con helado de yogurt

Infusionar el té con la nata. Montar los huevos con el azúcar hasta que hagan picos, añadirle la harina  y la levadura suavemente mezclando con la mano o con una lengua para no bajar los huevos. Añadir el té junto con la mantequilla derretida y repartir la mezcla en una placa de horno con papel de cocción. Hornear a 170º C unos 12-15 minutos. Cuadrar el bizcocho y conseguir cuadrados perfectos. Servir uno o dos cuadrados de bizcocho y coronar con una bola de helado de yogur.

Brochetas de fruta con chocolate

Pon las onzas de chocolate blanco y negro en dos boles  e introdúcelos durante 40 segundos en el microondas para que se fundan. Retira, remuévelos un poco y vuelve a meterlos durante 40 segundos más. Limpia la fruta, pélala, trocéala y clávala en palitos de brocheta. Baña la fruta en los chocolates y decora algunas con menta (al gusto). Deja enfriar las brochetas en la nevera hasta que el chocolate se endurezca. Sirve.

Pastel de zanahoria

Se prepara la crema de zanahoria. Para ello, hervimos las zanahorias y una vez listas se hace un puré con azúcar. En un recipiente se coloca una base de galletas y se empapan de coñac (si hay niños en la casa podéis poner leche) y se extiende una capa de crema de zanahorias sobre las galletas húmedas y sobre ella se vuelve a colocar otra capa de galletas. Así hasta ocupar todo el recipiente.Para culminar, se añade a la última capa de crema y se mete en la nevera para que enfríe. Luego se decora al gusto. Por ejemplo, con coco rallado y chocolate.

Manzanas asadas

Limpia las manzanas bajo el chorro de agua fría, sécalas y descorazónalas.  Con una puntilla hazles un corte superficial alrededor de todo el contorno. Colócalas en una fuente apta para el horno, añade dentro de cada una 1 cucharadita de azúcar, 1 cucharadita de mantequilla y media rama de canela. Riega con el vino dulce, espolvorea con el resto del azúcar e introdúcelas en el horno (previamente calentado) a 200 grados durante 20 minutos. Antes de servir las manzanas, espolvorea con un poco de canela y acompáñalas con un poco de nata.

Tarta de queso light

Triturar las galletas integrales y mezclarlas con la mantequilla baja en grasa derretida. Colocar presionando sobre la base de un molde y estirar con cuidado con una cuchara sopera. Enfriar mientras se prepara el relleno. Batir Philadelphia Light con la sacarina y la gelatina. A continuación, añadir el yogur. Batir hasta que se haga crema. Colocar la mezcla sobre la base de galleta. Enfriar.