Miedo a intensificar el tratamiento de la diabetes

Es habitual que una persona con diabetes mellitus tipo 2 vaya necesitando un tratamiento cada vez más intensivo, según va progresando su enfermedad. Como las personas con diabetes tipo 2, a diferencia de lo que sucede con las que presentan tipo 1, suelen conservar una buena reserva de insulina en su organismo en el momento del diagnóstico, inicialmente los tratamientos pueden ser menos agresivos pero, según se va agotando la reserva de la hormona, se va precisando más cantidad de medicación.

En el momento del diagnóstico, muchos afectados se pueden controlar tan sólo con normas de estilo de vida, dieta sana y ejercicio, aunque en realidad hoy en día existe la tendencia a dar desde el diagnóstico antidiabéticos de los llamados sensibilizadores, es decir, de los que no estimulan al páncreas a