Menopausia precoz

Se han empleado diferentes expresiones para definir la pérdida de la función ovárica, entre ellas, menopausia precoz o prematura, fallo ovárico precoz o prematuro y, el último, insuficiencia ovárica primaria (IOP), que se define como la pérdida de la función hormonal ovárica en una mujer menor de 40 años. Se trata de un cuadro muy variable, irreversible en la mayoría de las ocasiones y cuyo origen es el propio ovario.

Miniatura

En general, la forma de aparición es espontánea y su causa suele ser desconocida, aunque se han identificado algunos factores genéticos, autoinmunes, metabólicos e infecciosos. También tratamientos como radioterápicos, médicos y quirúrgicos.

Clínicamente se presenta como amenorrea o sangrado infrecuente, esterilidad o síntomas del hipoestronismo. También una serie de riesgos tardíos como consecuencia del déficit hormonal como osteoporosis, enfermedad cardiovascular y los trastornos del ánimo.

Diagnóstico de la menopausia precoz

El diagnóstico se basa en la clínica y en determinaciones analíticas inespecíficas, ya que no existe una prueba diagnóstica ni marcadores. Se suele dar la tríada:

  • Mujer menor de 40 años.
  • Oligo/amenorrea secundaria de 3-6 meses.
  • Niveles de FSH superiores a 40 UI/l (en 2 determinaciones separadas al menos 1 mes) con estradiol inferior a 50 pg/ml.

En la mayoría de los casos las IOP son de causa desconocida pero aún así se recomienda realizar una serie de exploraciones en busca de una posible causa orgánica.

  • Historia clínica minuciosa, incluyendo antecedentes familiares de IOP o enfermedades autoinmunes, edad de la menarquía de la paciente y de la menopausia materna.
  • Exploración física general y ginecológica incluyendo ecografía transvaginal.
  • Pruebas de laboratorio: niveles elevados de FSH y LH; niveles bajos de E2; valores normales de TSH, T3 total y libre, T4 total y libre. Puede coexistir con cierto grado de hiperandrogenismo suprarrenal.
  • Ecografía pélvica: ausencia o número bajo de folículos antrales en ambos ovarios y endometrio “fino” o lineal.

Según cada caso, es preciso hacer otros estudios como:

  • Estudio cromosómico y genético.
  • Estudio inmunológico. Ac antiadrenales o antitiroideos.
  • Estudios para descartar causa infecciosa.
  • Estudio de la reserva ovárica.

Tratamiento de la menopausia precoz

Una vez hecho el diagnóstico, se debe explicar a cada paciente de la forma más delicada, siendo especialmente cuidadosos en las mujeres más jóvenes y en aquellas que no han visto cumplido su deseo genésico. Se trata de una situación difícil de entender en muchos de los casos. Deben ser descritos los síntomas que pueden sufrir y cómo intentar apaciguarlos. Aunque las mujeres con IOP no necesariamente son estériles la mayoría podrían tener problemas de fertilidad. En estos casos se pueden tomar dos tratamientos: preservación de la fertilidad o bien tratamientos para conseguir embarazo.

Para la preservación de la fertilidad se puede optar por diferentes opciones: como la criopreservación de ovocitos tras ciclo de estimulación ovárica controlada, preservación de corteza ovárica y maduración in vitro de ovocitos, trasposición quirúrgica de los ovarios, empleo de agonistas de la GnRH en pacientes sometidas a QT o bien la vitrificación de embriones, que es la técnica sobre la que se posee más experiencia. Los tratamientos para conseguir embarazo pasan por la utilización de múltiples fármacos que van desde  los estrógenos, los anticonceptivos combinados, el citrato de clomifeno, los agonistas o antagonistas de la GnRH, el DHEA y hasta los corticoides. Aunque en los casos de IOP con baja reserva franca la mejor opción, la de mayor tasa de embarazo, es la donación de ovocitos e incluso de embriones.

En los casos de mujeres sin deseo genésico o deseo genésico cumplido hay que valorar los riesgos y beneficios de un posible tratamiento hormonal sustitutivo. Este va encaminado al alivio de los síntomas asociados al déficit hormonal y a la prevención de las consecuencias a largo plazo. Además del tratamiento médico no hay que olvidar que el choque emocional puede ser grande y habrá pacientes que requerirán un apoyo psicológico.

En pacientes con IOP es excepcional pero posible la reaparición de la función ovárica de forma espontánea (20%) e incluso de un embarazo (5-10%). Por lo que es recomendable ofrecerles un método anticonceptivo que contenga estrógenos (anticoncepción hormonal combinada).


Dra. Isabel Giménez – Especialista en Ginecología y Obstetricia – Médico colaborador de Advance Medical