La mejor postura para dormir

A medida que el embarazo avanza, cuesta más encontrar una buena posición para dormir. Hacerlo boca abajo resulta incómodo pues el vientre se oprime, lo que tampoco es bueno para el bebé, mientras que hacerlo boca arriba puede causar molestias a la hora de respirar, digerir... así como dolor de espalda y una disminución de la circulación sanguínea en la madre y el bebé.
La mejor posición, por tanto, es tumbarse de lado, mejor sobre del izquierdo. De esta manera, se evita la presión del peso del cuerpo sobre la vena cava materna, ubicada en el lado derecho. En esta postura favorecemos la irrigación de la sangre a la placenta, lo que aporta mayores cantidades de oxígeno y nutrientes para el bebé.
Ya en los últimos meses de gestación, se recomienda colocar una almohada entre las piernas para estar más cómoda y ayudar a mantener la espalda recta, sin forzar la curvatura lumbar. Poner unas almohadas bajo el colchón, al pie de la cama, también contribuye a aliviar la hinchazón de piernas y pies.

Comentarios