La maleta del deportista

Si te vas de vacaciones, haz un hueco en la maleta para los elementos indispensables para hacer deporte. Si lo planificas, no ocuparás tanto espacio y tendrás una razón para disfrutar de una escapada activa.

Miniatura

Una de las razones de no hacer deporte cuando nos vamos de vacaciones es no haber metido en el equipaje ropa para practicarlo. Sin embargo, no deja de ser una excusa por dejarnos arrastrar por la pereza. Si, cuando nos preparamos la maleta, nos mentalizamos para estar activos durante las vacaciones, no solo no nos olvidaremos nada, sino que además iremos predispuestos para practicar algún deporte y disfrutar de unas vacaciones activas.

Nuestro equipaje deportivo dependerá o bien de la actividad que solamos practicar, o bien de la que podamos hacer en vacaciones. A lo mejor tú sueles jugar a baloncesto, pero allá donde vas no hay cancha; o te gusta ir en bici, pero no puedes llevártela… Lo más habitual es correr, porque es la actividad que menos accesorios requiere y, por lo tanto, el equipaje es el más ligero.

Además, cuando viajamos siempre tratamos de llevar en la bolsa lo indispensable, especialmente si vamos en avión por las limitaciones de peso. Pero, si lo piensas, la ropa deportiva que vayas a usar unos días no ocupa tanto, tan solo debes planificarte.

Qué no debes olvidar:
Zapatillas: Elemento indispensable. Cuando te vas de viaje, pueden prestarte ropa, o puedes comprarte una camiseta o un pantalón barato para salir del paso, pero con las zapatillas no puedes jugártela. Necesitas tus zapatillas para disfrutar de una carrera por el paseo marítimo o los caminos del pueblo al que viajes el fin de semana y evitar lesiones.

Camiseta: con que metas una camiseta para correr, suficiente. De un día para otro te da tiempo a lavarla y que se seque y la puedas usar al día siguiente. Estás de vacaciones, puedes perder diez minutos en lavarla a mano si así te ahorras el hueco en la maleta de meterte cuatro o cinco y, además, devolverlas a casa sudadas. Además, probablemente no salgas a correr todos los días, recuerda que estás de vacaciones, así que seguro que de una sesión a otra te da tiempo de lavarla.

Pantalones o mallas: lo mismo que con la camiseta, con uno es suficiente si lo lavas de un entrenamiento a otro.

Calcetines: Como en verano solemos ir con sandalias, los calcetines suelen olvidarse en casa. Recuerda meter varios pares. También puedes hacer como con la camiseta si quieres ocupar menos espacio y lavarlos tras cada sesión, pero los calcetines tardan más en secarse, y ponértelos algo húmedos puede causarte ampollas o rozaduras. Seguro que encuentras algún hueco en la mochila para meter varios pares.

Accesorios: si sueles ir a correr con alguna app que te mide el rendimiento o el reproductor de música para no aburrirte, no solo debes recordar meterlos en la maleta, sino también sus cargadores. Prepárate listas de reproducción que te motiven más que las habituales y no te dejes la funda del smartphone para el brazo o cualquier otro accesorio que suelas utilizar en tus carreras.

Otros deportes
Hasta aquí los elementos básicos, pero si allá donde vayas de vacaciones crees que tendrás la posibilidad de practicar otros deportes, no lo dudes: lleva contigo lo necesario. Botas de baloncesto o de fútbol, patines, bicicleta… Si viajas con amigos y sois aficionados a algún deporte, quizá podáis planificarlo antes para que nadie se olvide nada y las vacaciones sean más que turismo, playa o fiesta.

Para algunos deportes, como puede ser el ciclismo o el patinaje, puedes llevarte la bici o los patines o quizá encuentres un lugar donde alquilarlos, así que solo necesitarás llevarte ropa deportiva y protecciones en caso de que las utilices.

Además, si cabe la posibilidad de que practiques deporte de noche, cuando las temperaturas han bajado, y convirtiéndolo en una experiencia deportiva diferente, es conveniente que lleves contigo un chaleco reflectante o luces con las que te dejes ver.

Deportes acuáticos
Por otra parte, si vas a disfrutar de tus vacaciones en un lugar con playa o pantano donde puedas nadar, piensa en coger un bañador con el que realmente puedas nadar cómodamente, no solo el bañador o el bikini de tomar el sol. Además, para nadar o bucear, no olvides tus gafas, snorkel o aletas si crees que las vas a necesitar.

Aunque parece que son muchos los elementos que te van a hacer falta para tener unas vacaciones activas, en realidad la mayoría ocupan muy poco y puedes hacerles hueco entre el resto del equipaje. Y recuerda que el día es muy largo, busca tiempo para descansar y para moverte.