Evitar los calambres

Los desagradables calambres que suelen despertar a la embarazada por la mañana bien temprano son frecuentes y tienen causas variadas. Aparecen en el segundo y tercer trimestre de la gestación y como este periodo se caracteriza por una gran sobrecarga de trabajo para todo el sistema músculo-esquelético, es lógico que los músculos ?protesten? de alguna manera.

-Realizar ejercicios de rotación de pies antes de irte a dormir.
-Evita cruzar las piernas al sentarte.
-Masajea bien tus pantorrillas antes de acostarte. Prueba a hacerlo con una o dos gotas de aceite esencial de lavanda o geranio, diluidas en una pequeña cantidad de aceite de almendras.

Si te despiertas con un calambre fuerte, estira el músculo lentamente llevando los dedos de los pies hacia la cara con la pierna estirada. Puede doler al principio, pero luego desaparecerá lentamente.