El estilo de vida poco saludable causa 16 millones de muertes prematuras al año

Los datos de la OMS demuestran que cada año mueren 38 millones de personas en el mundo por enfermedades no transmisibles. De ellos, 16 millones fallecen antes de los 70 años

Miniatura

Los objetivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han ido evolucionando a lo largo del tiempo junto con los cambios en salud y en estilo de vida. Si hace unas décadas la principal preocupación eran las patologías infecciosas y la mortalidad infantil, en la actualidad el foco está puesto en los problemas de salud vinculados a un estilo de vida poco saludable como es el tabaquismo, el abuso del alcohol, el sedentarismo o la mala alimentación. En definitiva, la OMS señala claramente los problemas de salud vinculados al estilo de vida poco saludable y que fomentan las llamadas epidemias del siglo XXI: la obesidad, la diabetes o la hipertensión.

De hecho, según datos de 2012 de la OMS, cada año mueren en el mundo 38 millones de personas a causa de enfermedades no transmisibles y, de estos 38 millones de fallecimientos, 16 suceden de forma prematura (antes de los 70 años), con datos de 2012.

La buena noticia es que buena parte de estos fallecimientos prematuros, vinculados en gran parte a procesos pulmonares, cardiovasculares, a tumores, diabetes o ictus, son evitables si se adoptan las medidas de prevención de salud adecuadas.

Como medidas principales, la organización internacional propone la prohibición de todas las formas de publicidad de tabaco, sustituir las grasas trans (presentes en fritos y bollería industrial y responsables de elevar el colesterol) por las poliinsaturadas (omega-3 y omega-6, que se encuentran en pescados y frutos secos), así como restringir o prohibir los anuncios de bebidas alcohólicas.