Este verano, al agua con tu bebé

Pasar el verano con tu bebé en el agua puede ser una buena estrategia. Conoce todos los beneficios de la piscina en los niños.

Miniatura

Una forma sana y divertida de ejercitarte este verano (y también durante el resto del año) consiste en compartir con tu bebé un rato en la piscina. Lo mejor es acudir a un centro que realice cursos para bebés, ya que tanto la piscina como el personal estarán preparados para ofrecer las condiciones y el apoyo pedagógico indispensables. Es un rato en el que los dos disfrutaréis y tú, sin notarlo, estarás haciendo algo de ejercicio.

Beneficios del agua para el bebé

El agua es un compuesto esencial para el ser humano. Los beneficios de estar en el agua para un bebé son muchos:

  • Favorece su desarrollo psicomotriz (coordinación de movimientos, lateralidad, sincronización...) y psicológico. Esto hará que se desarrollen con más rapide
  • Proporciona una estrecha relación con los padres al favorecer el contacto físico.
  • Estimula el instinto de prudencia y supervivencia. Estar en el agua les ayudará a estar más atentos a situaciones complicadas.
  • Activa la circulación sanguínea. Esto ayudará a prevenir problemas del corazón. 
  • Favorece la relajación debido al esfuerzo muscular realizado, lo que contribuye a que duerman mejor. Esto facilitará que los niños duerman durante toda la noche y los padres puedan tener un descanso nocturno tranquilo.

Equipo Médico Advance Medical