El tabaco causa disfunción eréctil

La disfunción eréctil, o impotencia, es un problema de salud pública mundial que afecta a la calidad de vida de millones de hombres. El número de pacientes con este problema aumentará con toda probabilidad en el futuro debido al envejecimiento de la población.

Miniatura

El tabaco supone, hoy en día, la causa prevenible más importante de enfermedad y muerte. Es conocido que también ejerce un efecto perjudicial sobre la función eréctil del pene. Diversos estudios epidemiológicos previos han demostrado que el tabaquismo se asocia con disfunción eréctil y los fumadores tienen 1,5 más probabilidades de presentar este problema de salud que los no fumadores. Los estudios de seguimiento de estos pacientes, sin embargo, son escasos y sus hallazgos han indicado que el efecto del tabaquismo sobre la enfermedad es todavía controvertido.

En un estudio previo, los mismos autores del artículo que comentaremos a continuación mostraron que la incidencia de disfunción eréctil fue mayor en fumadores que en no fumadores. En este trabajo -El tabaco causa disfunción eréctil a través de enfermedad vascular- sin embargo, los autores se plantearon específicamente la pregunta de si fumar aumentaba el riesgo de sufrir esta enfermedad, con independencia de la enfermedad vascular o si existe una cadena causal desde el tabaquismo, una causa bien conocida de enfermedad vascular, a episodios de enfermedad vascular y disfunción eréctil.

Fueron evaluados más de 1.000 pacientes finlandeses durante un período de seguimiento de 10 años.

Los fumadores tienen 1,5 más probabilidad de presentar disfunción eréctil que los no fumadores

Los investigadores encontraron que los fumadores que habían desarrollado enfermedad vascular presentaban un incremento de riesgo de desarrollar disfunción eréctil 3 veces superior que los pacientes que no habían fumado nunca y que no habían desarrollado enfermedad vascular. Los fumadores que no habían desarrollado enfermedad vascular no presentaron mayor incidencia de disfunción eréctil.

Los autores señalan que las pruebas acumuladas han mostrado que la disfunción eréctil es un potente predictor clínico de enfermedad vascular. Sus resultados mostraron un exceso de riesgo de enfermedad vascular estadísticamente significativo entre los ex-fumadores con disfunción eréctil. Este hallazgo es consistente con la hipótesis de que la disfunción eréctil es un signo precoz de enfermedad vascular causada por el tabaco. Por tanto, puede llegar a ser un marcador potencial para identificar a los pacientes con factores de riesgo vascular para realizar en ellos un cribado de enfermedad vascular silente.

Concluyen que sus hallazgos sugieren que fumar puede causar esta dolencia a través de la enfermedad vascular y, en ese sentido, puede ser considerada como una manifestación clínica de enfermedad vascular sistémica. También puede ser vista como un predictor potencial de enfermedad vascular silente en fumadores sin signos clínicos de enfermedad vascular.

¡Atención fumadores! Los problemas de disfunción erectil pueden ser el inicio de enfermedad de los vasos sanguíneos y de problemas mayores como angina, infarto o ataque vascular cerebral. ¡Fuera humos!


Smoking causes erectile dysfunction through vascular disease. Rahman Shiri, Jukka Hakkinen, Juha Koskimaki, Teuvo LJ Tammela, Ansi Auvinen, Matti Hakama. Urology 2006; 68: 1318-1322.

Etiquetas: Tabaco