Un 20% de la población española está sometida a un alto nivel de ruido

Estas condiciones sobrepasan los baremos considerados adecuados para la salud

Miniatura

Se calcula que un 20% de la población española, más de 9 millones de personas, conviven con niveles de ruido que sobrepasan los niveles considerados adecuados para la salud humana. Y casi 20 millones podrían estar sometidos a índices menores, pero que también pueden causar molestias en nuestra salud si estamos expuestos durante largos períodos de tiempo. Estos son algunos de los datos que recoge el estudio ''Ruido y Salud'' elaborado por el ''Observatorio Salud y Medio Ambiente DKV Seguros-GAES'' con la colaboración de la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES). Se trata de la recopilación más completa realizada hasta la fecha sobre cuál es el grado de exposición a la contaminación acústica de la población y cómo afecta a la salud de las personas.

El ruido del tráfico, los transportes (como aviones o trenes), así como las formas de ocio ruidosas (conciertos o discotecas) son las principales causa de ruido en nuestro país. De hecho, España es el segundo país más ruidoso del mundo, después de Japón, y el que tiene un mayor índice de población expuesta a altos niveles de ruido, con más de 9 millones de ciudadanos que soportan niveles no recomendados para la salud.

El ruido es una realidad que nos afecta de diferente forma dependiendo del grado en que estemos expuestos o de su intensidad, y que puede alterar nuestro bienestar en diferentes facetas de nuestra vida, en casa, en el trabajo, en la escuela, en la calle o en nuestro tiempo de ocio. Una problemática con una importante dimensión social que nos implica a todos, ya que somos a la vez víctimas y generadores del ruido. Así que los especialistas nos recomiendan apuntarnos a ''una dieta contra el ruido'' para eliminarlo de nuestras vidas. ''Simplemente modificando algunos de nuestros hábitos, como limitar el volumen de los reproductores de música, evitar lugares ruidosos, no molestar a los vecinos con ruidos innecesarios, utilizar más el transporte público o conducir de forma más eficiente y sin tocar el claxon de forma innecesaria, contribuiremos a reducir los niveles de ruido y a disminuir los efectos negativos que tiene sobre nuestra salud'' aconseja Víctor Viñuales de ECODES. Puedes ver más datos en el Observatorio DKV de Salud y Medio Ambiente, dedicado al ruido.

Receta para una dieta contra el ruido

Simplemente cambiar algunos hábitos puede ayudar a reducir los niveles de ruido:

  •  Utiliza el equipo de música, radio, TV, a un volumen adecuado y en horarios que no resulten molestos para los demás. Una sugerencia que puedes probar: apaga el televisor durante las comidas y, en su lugar, mantén una conversación tranquila.
  • Limita el volumen de reproductores de música y si los escuchas con auriculares reduce el tiempo diario de uso para protegerte de la pérdida de audición.
  • Evita los lugares de ocio ruidosos como conciertos, discotecas, acontecimientos deportivos o culturales multitudinarios generadores de ruido, y si debes asistir utiliza protecciones adecuadas para los oídos.
  • Desplázate siempre que puedas a pie, en bicicleta o en transporte público colectivo, de esta forma contribuirás a reducir el tráfico y se generará menos ruido.
  • Practica una conducción eficiente e inteligente y haz un buen mantenimiento de tu coche para que cumpla con las normativas de ruido. Y no utilices el claxon del coche salvo en caso de inminente peligro.
  • No grites cuando hables con otras personas.

Evita  hacer ruidos innecesarios en casa, especialmente en horario nocturno, como por ejemplo:

  1. Andar con tacones o zapatos de suela dura en casa.
  2. Compra electrodomésticos silenciosos: lee las etiquetas energéticas.
  3. No hagas bricolaje en horas nocturnas, de siesta, mañanas de días festivos…
  4. Pon tapas de fieltro en las patas de los muebles.
  5. No des portazos ni golpes en suelos y paredes.
  6. Baja y sube las escaleras o en el ascensor sin elevar la voz.
  7. Evita el uso de electrodomésticos ruidosos (lavadoras, lavavajillas y sobre todo aspiradora) en horarios sensibles o de descanso.
  8. Si tocas instrumentos musicales, hazlo siempre en habitaciones con aislamiento acústico y a horas adecuadas.
  • Si tienes perro, enséñale a no ladrar en la vivienda.
  • No alteres el descanso de otros vecinos cuando salgas a divertirte, compórtate de manera cívica y evita hacer ruidos innecesarios.
  • Conoce la normativa sobre el ruido en tu ciudad y Comunidad, para saber los derechos en relación al ruido y ejercerlos en distintas instancias.

Fuente: Adaptado y ampliado de 1] Departamento de Acústica Ambiental, Instituto de Acústica, Madrid 2] Centre d”information et Documentation sur le bruit (www.cidB.org) 3] El ruido ¿solo una molestia? Gobierno de Aragón.