DUPLICAR EL TIEMPO DE TRATAMIENTO CON TAMOXIFENO REDUCE LAS PROBABILIDADES DE RECIDIVAS DE CÁNCER DE MAMA, SEGÚN UN ESTUDIO RECIENTE

Las mujeres con tumores de mama sensibles al estrógeno obtienen mejores resultados si toman tamoxifeno durante 10 años a las que siguen el tratamiento durante 5 años.
Los riesgos que puede ocasionar el tamoxifeno, efectos adversos, se verían aumentados al aumentar el tratamiento, (sudores nocturnos, sofocos, riesgo tromboembólico, cáncer endometrio…), pero aún así evaluando los resultados de un estudio llamado ensayo ATLAS, se concluyó que el beneficio superaba los riesgos.
Este estudio fue presentado en Chicago en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO).
El autor del estudio, Richard Gray, profesor de estadística médica de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, afirmó que “tomar tamoxifeno durante cinco años era un tratamiento excelente, pero pensaban que uno mas largo podría ser incluso mejor, ya que las mujeres con cáncer de mama estrógeno positivo pueden sufrir una recurrencia mucho después de terminar el tratamiento”.
Añadió que “este estudio y su contraparte internacional ATLAS confirman que un tratamiento más prolongado con tamoxifeno definitivamente beneficia la supervivencia y muchos oncólogos probablemente recomendarán que se siga tomando tamoxifeno durante cinco años más”.
El estudio se hizo con 5.000 pacientes de cáncer de mama británicas que ya habían finalizado su tratamiento de cinco años con tamoxifeno (entre 1991 y 2005). A la vez, se asignó aleatoriamente a la mitad de las mujeres la continuación del tratamiento durante otros cinco años.
Al observar a largo plazo los resultados, el equipo de investigación pudo observar que la recurrencia del cáncer de mama fue menor en el grupo de los 10 años que en el de los 5 años. Además también se redujo el riesgo general de mortalidad por cáncer de mama.