Consejos para despedirse del tabaco definitivamente

Tomar la decisión de despedirse del tabaco definitivamente es un paso muy importante, pero no es fácil luego llevarlo a la práctica.

Miniatura

Las personas que dejan el cigarrillo suelen sentir deseos intermitentes de fumar en los primeros días desde el abandono. Esta sensación ira disminuyendo poco a poco con el paso del tiempo, pero como sabemos que no es fácil vencer la tentación en este artículo ofrecemos algunas estrategias para mantenerse lejos del tabaco.

Cuando aparezca el deseo de fumar, haz uso de las siguientes estrategias:

  • Mira el reloj y espera 2 ó 3 minutos. En la mayoría de las ocasiones es suficiente para que desaparezca el deseo.
  • Relájate utilizando alguna técnica de respiración.
  • Detén tu pensamiento. Expresa verbalmente "Yo no fumo" o "Se acabo, no voy a fumar", e inmediatamente cambia de tema o actividad.
  • En momentos muy críticos, date una ducha relajante.
  • Mantén tus manos ocupadas con objetos que no sean cigarrillos.
  • Prémiate por los logros que vas obteniendo. Cómprate un relajo, encuéntrate con amigos, realiza algún hobby... El esfuerzo debe tener su recompensa.

Y sobre todo, ¡no fumes! Estos malos ratos disminuirán e incluso algunos desaparecerán a partir de la segunda semana de estar sin fumar.

Etiquetas: Tabaco