Guía para hacer deporte en familia

La familia y el deporte son la combinación perfecta. Cuidar de nuestra salud con los nuestros, todo un acierto.

Miniatura

Todo gira en torno a la familia y el deporte no es menos. Nada como un día de deporte con la familia para disfrutar de nuestras actividades favoritas. Esta combinación no siempre es fácil de realizar, pero con algunos consejos prácticos podemos confeccionar la siguiente guía para hacer deporte en familia:

Elegir día para hacer deporte en familia

Establecer un día fijo para hacer deporte en familia puede ser interesante para fijar una rutina. Con el paso de las semanas se da por hecho de que todos salimos a hacer deporte ese día, lo que lo convierte en un evento importante y donde todos disfrutamos juntos. Esto sentará las bases para evitar el sedentarismo en el futuro.

Viernes, sábado o domingo suelen ser los días más elegidos para hacer deporte en familia al haber mayor disponibilidad horaria. Pero también podemos aprovechar si un día uno de nuestros hijos tiene entrenamiento de su deporte, para ir con él: piscina, carrera, fútbol…siempre tendremos un rato para hacer deporte juntos o, al menos, estar en el mismo recinto haciendo las mismas o diferentes actividades.

Lo que hay que evitar es que ese día o tiempo de deporte en familia sea algo estresante o incómodo para alguien de nosotros. Se debe ir con tiempo y sin prisas, con la intención de pasárnoslo lo mejor posible y sin que tampoco sea una obligación. Si un día no podemos ir, no pasa nada.

Encontrar nuestro espacio para hacer deporte

Un buen parque que esté cerca de casa es el mejor sitio para hacer deporte en familia si no queremos coger el coche para desplazarnos. Mi consejo es que cuantas más actividades hagamos al aire libre y en la naturaleza, mejor.

Lo ideal es tener dos o tres sitios donde poder hacer deporte, en función de la actividad que queramos hacer ese día o según las condiciones meteorológicas. Las escapadas de fin de semana tipo multiaventura, senderismo o esquí en familia, también gustan mucho.

Cuantos más tipos de deporte hagamos, mejor

Los niños, sobre todo los menores de 4 años, se cansan pronto de hacer una cosa. Ofrecerles una amplia gama de actividades siempre es un buen recurso: bicicleta, senderismo, balones, pilla-pilla, natación…Sin obligarles a uno en concreto y dejando que poco a poco ellos elijan su favorito.

Si toda la familia hacemos el mismo deporte lo pasaremos genial, pero hay veces donde los niños prefieren ir cambiando o jugar entre ellos. Lo importante es que todos “hemos ido a hacer deporte”. Por ejemplo, podemos ir todos en bici al parque, luego allí, alternar diferentes actividades.

Hidratación y alimentación para el día deportivo

Deporte también va unido a hidratación y alimentación. Debemos tenerlo en cuenta, sobre todo en los días donde comienza a hacer más calor. Una buena hidratación protege a los pequeños del exceso del calor y los educa a que es necesario estar bien hidratados cuando hacemos deporte.

Llevarnos la comida o un pequeño picnic también puede resultar motivante para ellos, ya que es algo que se sale de la rutina: comer fuera de casa, en al parque o en plena naturaleza.

En conclusión: hacer deporte en familia es un hábito muy saludable para todos. Es muy recomendable reservar unas horas a la semana para disfrutar juntos de varios deporte y actividades. Sin prisas ni obligaciones, simplemente como diversión.