Dentición y cómo aliviarles

A partir de los tres y hasta los seis meses puede iniciarse la erupción dental en los bebés. En principio no debería ser un proceso ni muy doloroso ni causar demasiadas alteraciones en el niño pero en muchas ocasiones la realidad y la experiencia de los padres parece otra. Los bebés se pueden mostrar más irritables y dormir peor.

Miniatura

Los 20 dientes de leche o temporales deberán estar en su lugar cuando el niño tenga 30 meses de edad. Algunos no mostrarán ningún diente hasta mucho después de los ocho meses, pero es algo que ha de considerarse dentro de la normalidad.

Fases de la dentición

  • Los primeros dientes en aparecer son los dos dientes frontales inferiores (incisivos inferiores).
  • Los siguientes son los dientes superiores frontales (incisivos superiores).
  • Luego aparecen los otros incisivos, los molares superiores e inferiores, los caninos y finalmente los molares laterales inferiores y superiores.

Trucos para calmar los problemas de dentición

1.- Morder: se les pueden ofrecer juguetes adaptados a la edad del niño para que los muerdan y, de esta manera, mejoren las molestias. Los mordedores de goma son una solución estupenda. Es necesario mantener estos juguetes y chupetes bien limpios, lavándolos con agua caliente y jabón neutro y evitando que otras personas los chupen.

2.- Frotar las encías: frotar las encías del bebé con las manos bien limpias puede aliviar el dolor inflamatorio debido a la erupción dental.

3.- El frío: ofrecer un mordedor frío (no helado) o bien humedecer un paño o toalla y enfriarlo en la nevera puede ser una solución eficaz. Venden mordedores llenos de agua para dicha función (que es mejor no congelar sino tan sólo enfriar en la nevera).

4.- Comidas frías: cuando los bebés ya son más mayores y comen de todo, los alimentos fríos son un buen recurso para aliviar las molestias de la erupción dental: fruta, helado o yogur.

5.- Geles anestésicos: existen en el mercado geles que se aplican directamente en la encía. Llevan anestésico por lo que mejoran durante unas horas el dolor. Se aplicarán únicamente si el resto de medidas son ineficaces y tan sólo en la zona donde el diente está saliendo. Se debe leer el prospecto, ya que algunos geles son para niños mayores de dos años.

6.- Jarabes antiinflamatorios: si el dolor o las molestias nocturnas son muy grandes y afectan al sueño del bebé, es conveniente consultar al pediatra sobre la posibilidad de darles una dosis puntual de paracetamol o ibuprofeno.

7.- Homeopatía: existen en el mercado compuestos homeopáticos especialmente diseñados para aliviar las molestias durante este periodo.


Dra. Esther Martínez García - Especialista en Pediatría - Médico colaborador de Advance Medical