Cuidando de quien cuida

Cuando una persona tiene una enfermedad que le impide vivir de forma autónoma y requiere de un cuidado continuado, la enfermedad no modifica sólo la vida de las personas enfermas sino también la de su familia y, especialmente, de las personas que asumen ese cuidado. Compartimos aquí algunos consejos para que las personas cuidadoras desarrollen de la mejor manera su labor y, al mismo tiempo, cuiden de su propia salud.

  • Conviene formarse e informarse adecuadamente sobre la enfermedad que tiene la persona a la que cuidan.