CUIDADOS PRÁCTICOS DURANTE EL TRATAMIENTO (I)

CUIDADOS PRÁCTICOS DURANTE EL TRATAMIENTO (I)

CUIDADOS PRÁCTICOS ANTE LA CAÍDA DEL CABELLO (parte I)
Autora: Francisca Ruíz Mata, Enfermera y profesora de la Universidad Blanquerna, Barcelona

No todos los tratamientos hacen caer el cabello, pero la mayoría lo empobrecen o hacen que pierda vitalidad. Su médico le informará antes de iniciar el tratamiento.

Consejos para antes de la caída del cabello
Si quiere mantener la misma imagen debe de ir a la peluquería para que puedan ver su tipo de cabello, color y corte. Con ello conseguirá que no haya cambio en su aspecto.
Es buena decisión también el no querer utilizar peluca; actualmente hay muchas variedades de gorros, sombreros, pañuelos y turbantes que ayudan a su imagen.
Si tiene el pelo largo es mejor cortárselo porque le impresionará menos cuando empiece la caída.
La pérdida de cabello suele ser rápida, así que el día que comienza debe de ir a la peluquería para cortarlo muy cortito. No tomar esta decisión sino está clara la caída.
A veces la caída de pelo da molestias en el cuero cabelludo.
Las pelucas de cabello natural se encarecen y necesitan más cuidados que las sintéticas. Ambas dan muy buenos resultados. Es importante que se sienta cómoda y segura con la peluca elegida.
Los pañuelos de algodón se llevan mejor que los de seda, pues éstos se resbalan. Referente a la colocación del pañuelo, son más sencillos los alargados que los cuadrados. Otra opción es el turbante, que es más fácil de poner.

Consejos para cuando se ha caído el cabello
Lavar el cuero cabelludo con champú de pH neutro.
Utilizar unas gotas de aceite de rosa de mosqueta o preparados comerciales para hidratar y nutrir la zona.
Dejar la cabeza destapada unas horas al día para que el cuero cabelludo respire.

Consejos para cuando comienza a salir el cuero cabelludo
Si el pelo es endeble, no es aconsejable teñir y sí rapar la cabeza.
Si el pelo es fuerte y abundante se puede teñir, pero con tintes vegetales libres de agua oxigenada, que no son tan agresivos. Se recomienda hacer una prueba de sensibilidad antes de la aplicación total del tinte.
Habitualmente sale la misma cantidad de pelo pero puede cambiar la textura y a veces el color.
No utilizar el secador con frecuencia y no usar productos agresivos (gomina, laca, ..).
Utilizar máscaras nutritivas.