Consejos para un descanso reparador

Las necesidades del sueño varían según la edad y la actividad de los individuos. Entre los 4 y los 12 años los niños necesitan dormir aproximadamente unas 10 horas, para “recargar las pilas” y desarrollar normalmente sus actividades cotidianas. Compartimos algunos consejos para hacer de las horas de descanso un momento saludable y reparador para nuestros hijos.

Miniatura

 

  • Los niños deben de acostarse y levantarse todos los días aproximadamente a la misma hora.
  • Para facilitar el descanso, se debe procurar que los niños y niñas se vayan a la cama en un ambiente relajado, silencioso, correctamente aireado y con la temperatura adecuada. 
  • La cena debe ser ligera y realizarse al menos dos horas antes de irse a descansar.
  • El baño, la música suave o la lectura pueden ayudar al niño a conciliar el sueño y descansar en profundidad.
  • La ropa utilizada para dormir debe ser especialmente cómoda, adecuada a la temperatura del ambiente, distinta de la que se ha usado durante el día y estar limpia.
  • Nunca debe permitirse al niño el “saltarse” ciertas normas, como el cepillado de los dientes después de cenar.