Consejos para prevenir los accidentes en el hogar de personas mayores

Las caídas, las intoxicaciones y las quemaduras son los accidentes domésticos que con mayor frecuencia afectan a las personas mayores. Estos accidentes pueden estar causados por razones fisiológicas relacionadas con el propio envejecimiento, por la organización del hogar o por la forma en que los mayores realizan sus actividades cotidianas.

La buena noticia es que todos los accidentes en el hogar se pueden prevenir si las personas mayores adoptan una serie de precauciones en su día a día.

Los hábitos preventivos son fundamentales para mantenerse activos y saludables a pesar del paso de los años y, de esa forma, evitar los accidentes en el hogar.

  • Es recomendable realizar actividad física durante treinta minutos al menos tres días a la semana, ejercitando los músculos y las articulaciones.
  • Es muy importante adoptar una dieta sana y equilibrada, en la que las frutas, las verduras, las legumbres, los huevos, la carne, el pescado, la leche y sus derivados sean parte de la alimentación habitual.
  • Por último, hay que visitar regularmente al médico de familia para mantener controlado el estado de salud, detectar precozmente las enfermedades y recibir consejos para llevar un estilo de vida más saludable.