Consejos para prevenir la toxoplasmosis en el embarazo

Miniatura

La toxoplasmosis es una enfermedad causada por un parásito que se “aloja” en animales domésticos y que estos pueden transmitir a los seres humanos. En la mayoría de las personas, el toxoplasma produce únicamente una infección sin consecuencias pero en el caso de las mujeres embarazadas puede tener graves consecuencias en la salud del feto, sobre todo si la transmisión del parásito se produce durante el primer trimestre.

Si una mujer se infecta durante el embarazo, la transmisión de la infección al feto puede poner en riesgo la continuidad de la gestación o provocar enfermedades congénitas, como afectación de la visión, epilepsia, retraso mental, alteraciones en la piel, alteraciones de la sangre, entre otras consecuencias. Si la transmisión de la infección desde la madre al feto se produce durante el primer trimestre de gestación, con frecuencia produce un aborto espontáneo o una enfermedad grave en el recién nacido.