Consejos para detectar precozmente un cáncer de mama

La detección a tiempo del cáncer de mama es fundamental para iniciar su tratamiento y reducir al máximo las consecuencias. Tanto el médico especialista (ginecólogo) como la propia mujer tienen un rol protagonista en el diagnóstico rápido del cáncer de mama.

La mujer debe someterse a una revisión ginecológica cada año, en la cual su ginecólogo examine las mamas y las axilas con el objetivo de detectar posibles alteraciones. 

Cuando se superan los 45 años de edad, la exploración clínica del ginecólogo debe complementarse con una mamografía, que es una radiografía de la mama que permite detectar las lesiones mucho tiempo antes de que puedan ser descubiertas por la propia mujer o por su médico. 

 El autocontrol también es fundamental. Ningún médico conoce nuestro cuerpo mejor que nosotras mismas, por lo que se recomienda mantener la atención y autoexaminarse periódicamente las mamas y las axilas para detectar cualquier alteración apenas se produce.