Consejos para consumir alcohol de forma responsable

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central que produce un conjunto de efectos perjudiciales para nuestro cuerpo, como retrasar la capacidad de reacción, reducir la percepción del riesgo, producir alteraciones sensoriales y originar cansancio y somnolencia. Para evitarlo, lo ideal es no consumir alcohol o hacerlo de forma moderada. En este artículo te damos algunos consejos para conseguirlo.

Cada uno de nosotros puede hacer mucho para disfrutar y degustar las bebidas alcohólicas con moderación, sin que impliquen un riesgo para nuestra salud.

Si hablamos de la cantidad de alcohol que se puede consumir sin que suponga un riesgo, hay que partir de una idea fundamental: el único límite que resulta totalmente seguro para la salud de todas las personas, sean hombres o mujeres, jóvenes o mayores, es no tomar nada de alcohol.

Una alternativa es elegir bebidas sin alcohol, aunque eso no siempre es posible porque en algunos ambientes festivos o de ocio ni siquiera existen como opción.

Otras alternativas son beber en tragos cortos, o dejar el vaso en la mesa o en la barra cuando no estás bebiendo.