Uso del cinturón de seguridad: embarazadas y niños

El cinturón de seguridad es el único freno del cuerpo en caso de impacto, tanto para el conductor como para el resto de pasajeros.

Miniatura

Según la OMS, el cinturón de seguridad es uno de los inventos que más vidas ha salvado. Es importante comprobar que funciona correctamente. En este artículo os acercamos las medidas de seguridad para mujeres embarazadas y niños.

Cinturón de seguridad para mujeres embarazadasshutterstock_75420019

Para las mujeres embarazadas, es importante tomar ciertas precauciones procurando que el cinturón no vaya sobre la zona del feto. Para ello, puedes colocarte correctamente el cinturón ya existente en el vehículo o adquirir algún sistema especial que permita ajustarlo sin que oprima el abdomen. Es muy importante llevarlo entre los senos y lo más bajo posible sobre las caderas. Es importante que no termine colocándose en el vientre de la mujer porque podría dañar al bebé, y no optes por recurrir a pinzas o rellenos para aliviar la incomodidad.

Muchas mujeres embarazadas dudan sobre el uso del cinturón de seguridad durante la gestación, porque piensan que puede dañar al feto, pero su uso es obligatorio y siguiendo estas pautas no conlleva ningún riesgo para el bebé, es importante saber que en caso de accidente, el no uso del cinturón de seguridad podría ser muy peligrosos tanto para la futura madre como para el bebé.

Existen varias opciones para guiar el cinturón de seguridad, como es el chaleco para embarazadas. Este sistema guía las dos bandas del cinturón de seguridad de tal manera que evita que se coloque mal, consiguiendo mayor seguridad para ambos en caso de accidente de tráfico.

Seguridad en el coche para niños

En cuanto a los niños, los sistemas de seguridad existentes en cualquier vehículo no están equipados, pensados y diseñados para los más pequeños. Por eso, los niños deben llevar siempre un sistema de retención adecuado a su altura y peso para viajar seguros. Estos sistemas de seguridad deben colocarse en la parte trasera.
Lo más acertado sería colocar la silla en sentido contrario a la marcha, preferiblemente en la plaza central para evitar los golpes laterales, siempre y cuando el vehículo disponga en esta plaza de un cinturón de seguridad de los denominados mixtos o de tres puntos.

niños-coche