Beneficios de leer para nuestra salud

A menudo, las personas encontramos diferentes excusas para no leer un libro: no tengo tiempo, prefiero ver la televisión, no hay ningún libro que me enganche, etc. Quizá no se hayan percatado de lo beneficiosa que resulta la lectura para nuestra salud, no solo por enriquecer nuestro conocimiento, sino porque nos ayuda a llevar una vida más saludable.

Miniatura

Aquí os dejamos algunos de los beneficios de leer un libro para nuestra salud:

  • Reduce el estrés. Diversos estudios señalan que leer, sobre todo novelas de ficción, ayuda a reducir el nivel de estrés, que es el origen de muchas enfermedades neurológicas.
  • Previene la pérdida de memoria permitiendo así retrasar la aparición de enfermedades como el Alzheimer.
  • Nos ayuda a conciliar el sueño. Leer por la noche es una buena rutina de higiene de sueño. Solamente necesitamos media hora para que nuestro cuerpo y nuestra mente se relajen y podamos conciliar mejor el sueño.
  • Leer produce notables beneficios en nuestra mente. Mientras leemos, ejercitamos la memoria y la imaginación, mejoramos nuestra capacidad intelectual y obligamos a nuestro cerebro a pensar.
  • Además, inconscientemente mejoramos nuestra ortografía.

¿Qué beneficios tiene la lectura en los más pequeños?

Al igual que en los mayores, la lectura en los niños es muy beneficiosa para su mente. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, recuerda que promocionar el hábito de la lectura desde edades tempranas influye no solo en la capacidad lectora sino en el desarrollo integral del niño/a.

Ideas para motivar a los niños a leer

En ocasiones, nos encontramos con que los niños son reacios a la lectura. No se trata de imponerles la lectura como obligación, sino introducir la lectura desde pequeños como actividad de ocio. Lo más importante es dejar al niño que elija sus lecturas. A veces, no terminan un cuento, no por pereza o falta de constancia, sino porque nos hemos equivocado en la elección del libro. Debemos basarnos en sus gustos

Libros según la edad

A la hora de buscar un libro para nuestros hijos, muchos padres tienen dudas sobre qué libro escoger. Para que la lectura resulte útil e interesante para los más pequeños, os dejamos una serie de consejos para cada rango de edad.

Libros para bebés de 0 a 12 meses

La edad recomendada por los expertos es a partir de los 6 meses. Utiliza libros sin apenas letras y con dibujos llamativos y de diferentes formatos, de cartón, tela o con sonidos.

Libros para bebés de 12 a 24 meses

Es importante utilizar connotaciones para captar la atención del niño. Hazle preguntas sobre las imágenes para que asocien la imagen a la historia. En esta etapa, son interesantes los libros que tienen opción de colorear a los personajes, con pegatinas, etc.

Libros para niños de 2 a 5 años

Se considera la edad más recomendaba para iniciar a los niños en el aprendizaje, ya que utilizan palabras y conceptos. Escoge libros según sus gustos y dedica unos 20 minutos a la lectura. Entere los 2-3 años los libros ayudan a mejorar su capacidad verbal. Escoge libros que intercalen texto e imágenes. A esta edad, los niños son capaces de recrear los detalles de la historia .

A partir de los 4-5 años, es aconsejable que lleves al pequeño a la biblioteca.

Libros para niños de 6 a 11 años

Los libros para niños de esta edad son los que enriquecen su mundo interior con fantasía, aventuras y diálogo. La narración debe ser clara, con una trama predecible pero con un final que les sorprenda y les deje con buen sabor de boca. Se recomienda que los libros no contengan maldad o terror que pueda afectarles y tampoco demasiado sentimentales.

A partir de los 12 años

A partir de los 12 años, les puede atraer cualquier tipo de libro, aunque les interesan los libros en los que puedan sentirse identificados (aventuras de amigos, temas de sociedad).

Y recuerda, que mientras has estado leyendo este post, se han ejecutado complejas funciones en tu cerebro:

  1. Tus ojos fijan su objetivo en lo que estás leyendo, es decir, tu pupila se acomoda a la luz que recibe para que la retina reciba correctamente la información.
  2. La señal es transmitida hasta la corteza cerebral visual. Tu cerebro ya sabe que estás visualizando una imagen.
  3. El lóbulo izquierdo hace función de “diccionario”, puesto que informa sobre el significado de los datos y los procesa.

Como ves, durante la lectura tu cerebro se activa y procesa gran información, por lo que en definitiva, leer es una perfecta forma de ejercitar y mantener activa tu mente.