Aparte del control de la glucosa, es importante controlar tensión arterial, nivel de lípidos en sangre y sobrepeso.