¿Qué alimentos podemos incluir en nuestro desayuno saludable?

En un desayuno saludable también tienen cabida alimentos como los huevos o los frutos secos. Es hora de cambiar el chip y añadir nuevos alimentos al desayuno.

Miniatura

Lo primero que debes preguntarte al escoger tu desayuno saludable es ‘¿para qué lo necesito?’ El desayuno debe ayudarte a llevar a cabo la mayor carga de esfuerzo del día y por eso debes escogerlo a conciencia. Si no es suficientemente completo, tratarás de compensarlo con otras comidas que tu cuerpo no tendrá tiempo de quemar y, al final, esto perjudicará tu salud.

Por eso es importante saber que después de horas de sueño sin comer y ante el reto de un nuevo día, nuestro cuerpo nos pide energía en forma de hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables, acompañado de una dosis de alimentos con fibra.

Asumiendo eso de que “para gustos, colores” os dejamos unos ejemplos de alimentos que os aportarán todo lo necesario para mantener unos hábitos saludables:

  • Hidratos de carbono: Pan, queso, fruta (plátano, manzana o naranja) y frutos secos.
  • Proteínas: Huevo, pollo, jamón, almendras, queso fresco, muesli, atún y pavo.
  • Grasas saludables: Aceite de oliva, soja, mantequilla, claras de huevo, frutos secos y leche desnatada
  • Fibra: frutos secos, fruta, pan integral, lechuga y cereales de avena.

Cómo veis, hay algunos alimentos que se repiten, especialmente los frutos secos y la fruta. Eso es una muestra de su importancia a la hora de cuidar nuestro cuerpo y de lo importante que es no excluirlos de la comida más importante del día.

Y ahora qué sabes lo que tu cuerpo necesita, ¿nos dices cómo lo combinarías para que también lo disfrute tu paladar?

Estamos acostumbrados a desayunos típicos como: café y tostada, pero hay más posibilidades para hacer un desayuno saludable. Hoy os vamos a presentar tres desayunos diferentes pero igualmente saludables:

DESAYUNO 1

  • Zumo de naranja con tres cucharadas de copos de avena.
  • Huevo duro o pasado por agua.
  • Puñado de nueces crudas.

DESAYUNO 2

  • Café con leche.
  • Plátano.
  • Puñado de almendras.
  • Loncha de jamón serrano o salmón.

DESAYUNO 3

  • Yogur con muesli.
  • Medio aguacate con atún.
  • Una manzana.

Por norma general, los desayunos suelen ser pobres en proteínas, de ahí que sea importante introducir alimentos como el jamón, huevo o yogur. Tampoco suele haber mucho aporte de vitaminas y minerales, de ahí que la fruta deba estar también presente.

Y, en cuanto a las grasas, optamos por grasas saludables como frutos secos o aguacate. Podemos meter en alguna de las opciones una tostada, mi consejo es que sea con pan integral aderezado con aceite de oliva virgen extra (AOVE).