Alimentos para combatir el cansancio

El estrés, el frío, las responsabilidades… Todo esto puede aumentar tu cansancio, pero puedes combatirlo con una buena dieta.

Miniatura

Nuestros hábitos alimenticios tienen un impacto directo en nuestra productividad. Según la OMS, una dieta adecuada puede incrementar la productividad de una persona un 20%. Sin embargo, una mala elección de alimentos puede tener el efecto contrario.

A continuación os dejamos una lista de recomendaciones nutricionales que os ayudarán a combatir la fatiga e impulsar vuestros niveles de energía.

  • En palabras de Healthline, un Big Mac te ayuda a quitar el hambre, pero no te suministra toda la energía que necesitas. Lo más probable es que te haga sentirte incluso más cansado después.
  • Tenemos claro qué tipo de dieta evitar, pero entonces, ¿qué dieta debemos seguir? Para combatir el cansancio es importante seguir una dieta alta en proteínas. Esto significa incorporar pescado, legumbres, frutos secos, verduras y frutas a nuestra dieta. La falta de proteínas es una de las primeras causas de fatiga.
  • Según informe21, los carbohidratos son la fuente preferida de energía del cuerpo y podemos encontrarlos en una gran variedad de alimentos como la coliflor, las judías verdes, las espinacas, los plátanos, las alubias y la pasta de grano entero.
  • El agua es básica para combatir el cansancio. La falta de hidratación hace que nuestra sangre se espese y el corazón bombee más fuerte. Esto causa una sensación de cansancio general. Además, el agua ayuda a que fluyan los nutrientes por todo el cuerpo. Prueba incluyendo alimentos que contengan agua, como puede ser el melón o el brócoli.
  • Un desayuno saludable es clave para afrontar el resto del día, al menos hasta el almuerzo. Eso sí, olvídate de los dulces, que perjudican tus niveles de energía. Comienza el día con cereales integrales, panes y fruta.
  • Los aperitivos también son una buena solución para olvidarnos del cansancio, y además nos ayudan a no comer en exceso. Facilitan mantener nuestros niveles de energía y azúcar constantes a lo largo del día.