Agua o bebida isotónica, ¿qué beber después de hacer deporte?

Aunque hoy en día hay mucha oferta de bebidas deportivas, el agua es la mejor opción para hidratarnos

Miniatura

Las famosas bebidas isotónicas están por todos lados. Lo que en un principio era una bebida para deportistas, parece que con el tiempo ha tomado tintes de bebida saludable para todos. Para nada es así, hidratarse con una bebida isotónica no es mejor que beber agua, sobre todo si no hemos hecho ninguna actividad que conlleve un esfuerzo prolongado.

No tiene sentido utilizar una bebida isotónica para hidratarnos, aún cuando hemos hecho alguna actividad deportiva, sobre todo si no es muy duradera. Hablando de forma resumida, una bebida isotónica no es más que agua con azúcar y algunos electrolitos, pero con un precio muy elevado.

El agua es la forma más completa de hidratarnos después de hacer deporte, además de ser la más barata y asequible.

Tampoco es nada malo que de vez en cuando o si hemos hecho un entrenamiento largo donde hemos perdido mucho líquido, utilicemos este tipo de bebidas para hidratarnos. Sin embargo, tomar estas bebidas como la base de nuestra hidratación es un error.

Por tanto, las bebidas isotónicas deberían usarse en momentos puntuales, por ejemplo cuando se acaba una carrera de más de 10 kilómetros o cuando se hace un entrenamiento de más de hora y media. Pero también hay que ser consciente de que la combinación de agua y alimentos puede suplir esa bebida. De modo que no creamos todo lo que ponen los anuncios en la tele por muchos deportista famoso que salga diciendo que la bebe.

Imagen | nkzs